Confirman nuevo milagro del beato argentino Brochero

El Vaticano confirmó hoy un segundo milagro del beato argentino José Gabriel Brochero y allanó así el camino para su canonización, ante el júbilo de los vecinos de la localidad en la que ejerció su labor como sacerdote, en la provincia de Córdoba (centro de Argentina).

Una junta de siete médicos del Vaticano consideró que la recuperación de una niña que volvió a andar tras un infarto masivo en el hemisferio cerebral derecho “supera la ciencia médica”, según informó el obispo argentino Santiago Olivera, impulsor de la canonización del cura Brochero.

Se trata de Camila Brusotti, que a los ocho años sufrió una brutal paliza a manos de su madre y su padrastro, que la dejó inconsciente y permaneció más de dos meses en terapia intensiva.

“Es un paso muy importante”, dijo Olivera, desde Roma, en un mensaje reproducido por el padre David Silva en la parroquia de la localidad cordobesa Villa Cura Brochero.

“Siguen otros pasos más sencillos, los teólogos, los obispos, los cardenales y, finalmente, la declaración del Santo Padre”, detalló el obispo, quien confió en que Brochero, beatificado en 2013, sea declarado santo “en 2016 o 2017”.

Los congregados en la parroquia Nuestra Señora del Tránsito y Beato Cura Brochero rompieron en aplausos al conocer la decisión del tribunal eclesiástico.

El primer milagro admitido por la Santa Sede fue el de Nicolás Flores, quien se recuperó de un accidente de tráfico sufrido cuando tenía sólo once meses, que le dejó en estado vegetativo.

Nacido en Villa Santa Rosa (Córdoba) en 1840, José Gabriel Brochero desarrolló su actividad pastoral en las sierras cordobesas hasta su muerte en 1914 en Villa del Tránsito, hoy Villa Cura Brochero.

El sacerdote fue declarado beato por Francisco en septiembre de 2013.

“Que finalmente el cura Brochero esté entre los beatos es una alegría y una bendición muy grande para los argentinos y devotos de este pastor con olor a oveja, que se hizo pobre entre los pobres, que luchó siempre por estar bien cerca de Dios y de la gente, que hizo y continúa haciendo tanto bien como caricia de Dios a nuestro pueblo sufrido”, afirmó el papa en un mensaje entonces.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario