Alemania recibió este año a 450.000 refugiados

El vicecanciller y titular de Economía alemán, Sigmar Gabriel, informó hoy de que a Alemana ya han llegado en lo que va de año 450.000 refugiados, de los 800.000 que se estima lo hagan en 2015.

El ministro precisó que sólo en los primero ocho días de septiembre Alemania recibió 37.000 solicitantes de asilo, mientras que en el mes anterior llegaron al país 105.000.

Durante una intervención ante el Bundestag (Parlamento federal) para el debate general de los presupuestos del Estado correspondientes a 2016, el ministro subrayó que “la migración no se puede prohibir ni evitar”, por lo que urge establecer acceso legal hacia Europa y crear una alternativa a las redes de traficantes.

“Por eso recomiendo avanzar con urgencia también en Alemania el tema de una ley de inmigración”, señaló el ministro, quien agregó que en Europa es necesario asimismo hacer campaña en esta materia.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha aplazado el debate para una ley sobre inmigración hasta que haya una mayor claridad sobre la llegada de refugiados y se pueda hablar del tema con una mayor objetividad, según había señalado la jefa del Ejecutivo.

Por otra parte, Gabriel aseguró que el país puede afrontar la crisis de los refugiados sin recortar prestaciones a los ciudadanos ni subir impuestos.

Esto es posible, porque el Gobierno alemán no se ha desviado de su curso en materia de política económica y financiera y no ha contraído nuevas deudas, indicó.

“Esto vale la pena”, afirmó el ministro, quien agregó que la economía alemana crece de manera sólida.

En este sentido, calificó de realistas los pronósticos del gobierno de un crecimiento para este año y el que viene del 1,8 %, respectivamente.

Al mismo tiempo, Gabriel llamó a empresarios, sindicatos y representantes políticos a lanzar un plan de formación ante el creciente número de solicitantes de asilo.

Las oportunidades y los riesgos de la inmigración van de la mano, advirtió el ministro, quien agregó que cuanto antes puedan los inmigrantes acceder al mercado de trabajo, antes puede resolverse uno de los problemas más acuciantes en Alemania, la falta de personal cualificado.

El ministro recordó que el déficit de mano de obra ascenderá a hasta seis millones de personas, una amenaza no sólo para las empresas, sino para el bienestar de toda la sociedad, advirtió.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario