“Rúa” retrata mezcla de rito católico y mito guaraní

El documental “Rúa”, de la realizadora paraguaya Daniela Candia, que se estrenará el próximo 19 de septiembre en el Festival Internacional de Cine de Paraguay, retrata la mezcla entre el ritual católico y el mito indígena guaraní en la localidad paraguaya de Altos, contó la directora.

Cada año, entre el 28 y el 30 de junio, se celebra en la comunidad de Itaguazú, próxima a Altos, en el departamento de Cordillera (centro), la Festividad de San Pedro y San Pablo, en la que se ha centrado el documental.

El festejo da cuenta de un singular sincretismo entre la tradición pagana de los indígenas guaraníes, y la influencia católica de las misiones franciscanas instaladas en la zona durante la época de la colonización, explicó Candia.

Así, en el interior del oratorio de la localidad se organizan misas y procesiones con imágenes de los santos Pedro y Pablo que datan de la época colonial y que la comunidad custodia desde entonces.

Pero además, en el patio del oratorio, se desarrolla el ritual tradicional guaraní, donde el fuego y las grandes máscaras de colores ponen la nota más llamativa de la celebración.

“En este festejo, los protagonistas son los guaikurúes, que llevan máscaras de tela pintada de colores y un traje de hojas secas de banano que hace un ruido muy particular”, detalló Candia.

Los guaikurúes realizan una danza en la que representan las incursiones que estos indígenas realizaban desde el Chaco paraguayo hasta la región oriental de Paraguay para raptar a las mujeres guaraníes, según el relato popular.

“Las mujeres están junto a unas antorchas en el centro cuando llegan los guaikurúes a raptarlas, y se produce una especie de danza, que sería el juego que ellos llaman la rúa”, describió la directora.

Junto a los guaikurúes, los kambá, que portan grandes máscaras de madera tallada, se encargan de poner la nota jocosa a la celebración, con números humorísticos en los que ridiculizan la situación política del país.

Este cóctel de festejos que mezclan fe religiosa, tradición indígena y sátira política conllevan un trabajo que se desarrolla “durante todo el año”, y en el que cada miembro de la comunidad “tiene su papel definido”, dijo Candia.

La realizadora opina que este arraigo de la población a su fiesta ha permitido que se traslade a través de generaciones “desde tiempos inmemoriales”.

Por ello, durante todo el rodaje, Candia se preocupó de hacer que los pobladores de Itaguazú “fueran partícipes” del documental, de manera que pudieran reflejar su punto de vista y su implicación con la tradición que mantienen viva.

“La fiesta es una muestra de la riqueza cultural de Paraguay. El documental pretende que esas tradiciones se revaloricen y se den a conocer”, afirmó.

El rodaje de “Rúa” llevó más de dos años y medio, incluyendo un tiempo en que el proyecto quedó paralizado debido a la falta de fondos para afrontar su posproducción.

El film fue beneficiario de una ayuda del Fondo Nacional de la Cultura y de las Artes (Fondec), que permitió llevarlo a término.

“Rúa” fue declarado de interés cultural por la Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay y se estrenará el próximo 19 de septiembre en el marco del 24 Festival Internacional de Cine de Paraguay, que comenzó este lunes.

 

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario