Julieta Venegas no quiere que su hija escuche su música

La prioridad en la vida de la cantante Julieta Venegas es sin duda su hija Simona (5) -fruto de su relación con su expareja Rodrigo García Prieto- por lo que al llegar a casa su vida profesional queda relegada a un segundo plano, de hecho la pequeña ni siquiera conoce sus canciones.

“A mi hija no le pongo mis canciones. No acostumbro a hacerlo en casa. El proceso de hacer un disco es intenso y me encanta, pero ya que termino mi trabajo, cuando llego a mi hogar es otra cosa; quiero oír otra clase de música. Además, también estoy descubriendo qué le gusta a mi hija”, confiesa la intérprete a la edición mexicana de la revista GQ.

Desde que llegara Simona, la vida de la artista ha dado un giro de 180 grados, ya que ahora todo su tiempo y sus compromisos giran en torno a la pequeña.

“Sí cambia [la vida]. Un hijo te amplía la visión del mundo. A mí, por lo menos, me ha aligerado mucho. Mis prioridades se movieron. Me he vuelto más disciplinada, sobre todo porque debo organizarme más para tener tiempo para mi hija”, añade Julieta.

La intérprete de ‘Limón y sal’ perdió en 2014 la batalla legal contra su expareja Rodrigo García Prieto por la custodia de su hija. Según la sentencia, el padre de la pequeña tiene derecho a verla y a que esta lleve sus apellidos.

Ningún Comentario

Deja un comentario