Fiscal General recibió a familiares de Pablo Medina

El Fiscal General del Estado, Javier Díaz Verón, se reunió este martes con familiares y amigos del periodista asesinado en octubre de 2014 mientras investigaba los presuntos nexos entre narcotraficantes y políticos en el departamento de Canindeyú.

Fiscal General recibió a familiares de Pablo Medina

El asesinato de Medina fue ideado presuntamente por el exintendente de la localidad limítrofe de Ypejhú Vilmar Acosta, que se dio a la fuga después del crimen y fue detenido el pasado 4 de marzo en la localidad brasileña de Naviraí, en el estado de Mato Grosso do Sul.

El pasado 25 de agosto el Supremo Tribunal Federal de Brasil confirmó el pedido de extradición de Acosta a Paraguay, un hecho que el Fiscal General calificó este martes de “trecho bien ganado contra la impunidad”, según un comunicado de la Fiscalía.

Díaz Verón resaltó que la extradición a Paraguay de Vilmar Acosta “permitirá a la Justicia paraguaya llevar a cabo la investigación pertinente sobre él, y que nada ni nadie quede impune”.

Por su parte, el padre del periodista asesinado expresó que su esposa falleció como consecuencia del shock que le produjo la muerte de su hijo y dijo que su sueño en la vida es que se haga justicia y el caso no quede impune.

Además, Gaspar Medina, hermano de Pablo Medina, solicitó que se apliquen sanciones más severas, como la cadena perpetua, a los asesinos en Paraguay.

Dos amigos cercanos del periodista, Tomás Giménez y Juana Duarte, manifestaron su intención de crear una fundación con el nombre de Pablo Medina para ayudar a la población de bajos recursos económicos de la zona de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú, donde trabajaba y donde fue asesinado el corresponsal.

Además, invitaron a la sociedad civil a sumarse a un acto en recuerdo del periodista, que se celebrará el próximo 16 de octubre, cuando se cumple el primer aniversario de su muerte, en una plaza de Curuguaty.

El periodista Pablo Medina fue asesinado el pasado 16 de octubre junto a su asistente Antonia Almada en la localidad de Villa Ygatimí, en el departamento de Canindeyú, fronterizo con Brasil, una de las principales regiones de producción de marihuana y de tráfico de cocaína del Cono Sur.

Medina era el corresponsal del diario ABC Color en este departamento y era conocido por sus investigaciones periodísticas sobre las supuestas conexiones entre narcotraficantes y políticos oficialistas de distintos niveles en Paraguay, una trama que recibió el nombre de “narcopolítica”.

Las muertes de Medina y Almada se suman a las de otros 15 periodistas asesinados en Paraguay desde la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner en 1989, en la mayoría de los casos sin que se hayan esclarecido totalmente las circunstancias de sus muertes ni castigado a los culpables, según el Sindicato de Periodistas de Paraguay (SPP).

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario