Fiscal detalla investigación sobre recuperación de bebe raptado en Caacupé

crimen-ganadero-no-fue-un-asalto
Ñanduti Fiscal detalla investigación sobre recuperación de bebe raptado en Caacupé

El Fiscal Gustavo Sosa detalla paso por paso el procedimiento realizado para rescatar a un recién nacido secuestrado en el Hospital Regional de Caacupé. El menor fue encontrado en una vivienda de una compañía de la capital de Cordillera.

Desde un principio se trabajó con la policía nacional, con la agrupación de trata de personas e investigación de delitos desde el lunes. “Ayudó mucho que Celsa Ayala Cabañas no se cambió la ropa desde el sábado hasta el lunes porque todos los testigos declararon que la vieron con la misma ropa”, introduce.

Comenzaron por una chipera que trabaja en un copetín frente al hospital que vio a la mujer varias veces hasta que salió con la criatura, el lunes al mediodía. El amigo del hijo de esta chipera vio a Ayala Cabañas abordar una motocicleta que iba conducida por otra mujer a quien pidió que la transporte por falta de recursos para pagar un taxi o un ómnibus.

La conductora tuvo tiempo de registrar visual y minuciosamente a su pasajera de turno. La transporta hasta un barrio donde relata el fiscal que le perdieron el rastro porque perdieron tiempo haciendo los trámites pertinentes de la denuncia y otras cuestiones que tienen que ver con el procedimiento a realizar. “En este barrio donde se le encontró finalmente, nos dicen que si, que una persona llegó la otra vez y estaba vestida de cierta forma, que traía un bebé y que estaba en la casa de fulano”, precisó Gustavo Sosa.

Aclaró que Ayala Cabañas tiene ya un hija de 11 años y venía manifestando a sus allegados que quería tener un varón para ‘completar la parejita’. Para el fiscal son cuestiones que aun deben develarse mejor y pasará durante el transcurso de la investigación. Además subrayó que es la primera vez que los Ayala aparecen en la mira de la agrupación de trata de personas.

La historia relatada por la madre biológica que se hizo amiga de Celsa Ayala Cabañas durante su estadía en el hospital y que mientras iba a una cabina telefónica a llamar a un pariente para que la venga a retirar cuando recibió el alta, le dejó su recién nacido a quien finalmente lo secuestró, es poco creíble para el fiscal. “Si acabás de parir y le dejás a un extraño tu criatura, mínimamente la vas a preguntar su nombre. Es una serie de cosas que vamos a ir investigando”, ratifica.

Una vez que el bebé fue inspeccionado por un médico, posterior al rescate, este recomendó que se quede bajo cuidado médico por seguridad porque presentaba ciertas anomalías. Entonces se devolvió a la criatura a la madre, la abuela y a una tía bajo acta. Inclusive quedó un oficial de policía custodiando la habitación del hospital donde se alojaron. “Creemos que cuando el hospital de el alta, lo va a hacer bajo las mismas reglas”, reflexiona Sosa.

El mismo cerró diciendo que por de pronto quedará al cuidado de sus familiares en estas condiciones pero si más adelante se comprueba que hubo complicidad u otras cuestiones que se rumorean y debido al poco creíble testimonio de la madre biológica, se procederá de otras formas.

Ningún Comentario

Deja un comentario