Roberto Goiriz entregó colección de suplementos de ‘El Raudal’

Una versión de la publicación humorística El Raudal, editada en el año 2003, fue entregada por el dibujante Roberto Goiriz, para sumarla al acervo del Centro Cultural de la República El Cabildo. El material formará parte de los registros del Observatorio Cultural y estará a disposición del público interesado en la biblioteca de la Casa Bicentenario de la Literatura “Augusto Roa Bastos”.

“Es una recopilación de este material tan valioso que nos remonta al humor de una época, con un acento en lo político. Goiriz siempre ha sumado su quehacer artístico al Cabildo, por lo que, vez más agradecemos esta generosidad, porque de a poco vamos hilvanando nuestra historia y a eso ayudan estos materiales”, expresó Margarita Morselli, directora del CCR El Cabildo.

“Esta es una versión de El Raudal que fue editada en el año 2003. Los creadores originales somos tres; Nicodemus Espinoza, Juan Moreno y yo. En la época de Stroessner salió la primera versión, que era fotocopiada y pasada de mano en mano, porque en aquella época no era tan fácil distribuirla. Nos las compraban los amigos”, relató Roberto Goiriz.

“Entrego este material al Cabildo porque me parece que es el lugar apropiado para guardar estas memorias de nuestra historia política, dedicada al humor. Hay pruebas suficientes de que El Cabildo está haciendo un trabajo que respeta el arte y que busca rescatar el patrimonio”, resaltó.

Una de las tapas de 'El Raudal'

Una de las tapas de ‘El Raudal’

Un ‘raudal’ de historias

En el libro “Historia del Humor Gráfico en Paraguay”, escrito por Roberto Goiriz, con la colaboración de Andrés Colmán Gutiérrez y Alexis Álvarez, y del cual da cuenta el “Portal Guaraní”, se relata el nacimiento de la publicación humorística “El Raudal”, así como sus diferentes etapas.

Según se narra en el libro, Goiriz y Moreno se unieron a Nico Espinosa y a Mario Ferreiro a mediados de los ochenta, para dar a luz una antológica revista de humor gráfico e historietas, que al principio apareció con una factura casi artesanal, con un contenido vanguardista y sumamente crítico para la realidad social y política que se vivía en la última década de la dictadura stronista.

‘El Raudal’, fiel a su primer lema “aparece cada vez que llueve”, se llamará a silencio y volverá una y otra vez, a lo largo de los años, en diversos formatos, revista, álbumes, hasta convertirse en semanario de humor en su última etapa, abrigando el aporte creativo de casi todos los dibujantes, historietistas y escritores del género en Paraguay.

En aquella primera etapa ya se dibuja con claridad el estilo transgresor de la publicación. En plena dictadura, aparecen los números caracterizados por un contenido satírico, a menudo contestatario y con un elevado nivel artístico e intelectual. En las páginas de El Raudal nacen algunos de los más entrañables personajes del humor gráfico y la historieta paraguaya, como el rockero ‘Oní­rico Martínez’, de Moreno, el anti-héroe ‘Eyulunex’, de Goiriz, o ‘El solitario’, el disparatado astronauta de Nico.

En El Raudal de la primera etapa –entre 1984 y 1986– también se congregan viejos y jóvenes artistas rescatados del mundo de la publicidad, las artes plásticas o la creación marginal, como Chester Swan, Nelson Martinessi, Ramón Rojas (Rojita), Kike Olmedo, entre otros.

Periodistas y escritores, algunos comenzando sus carreras, otros haciendo una pausa de libertad en sus tareas diarias autocensuradas, también aportaban lo suyo: Antonio Ojeda, Edgar Ruíz Díaz, Mabel Renhfeldt, Otto Skell y varios más.

11960092_1024581364249077_7924489812744700401_n

Luego de una pausa de varios años, se logra publicar nuevamente la revista, en coedición con la Editorial El Lector, en la década de los noventa, en que se vuelven a editar varios números, esta vez con lujosa encuadernación y uso del color.

Durante esta etapa, siempre con su cóctel de humor gráfico, historietas, cuentos, notas y ensayos periodísticos, a través de álbumes temáticos vuelven sus colaboradores de siempre, a quienes se suman, en momentos puntuales, artistas como Carlos Argüello, Luis Mendoza, Walter Jack, Valdo Torres, El Seba, Víctor Candia, Enzo Pertile y José Bogado.

Mientras, por el lado del texto, las plumas de Hugo Lafuente, Fabián Bozzolo, Roberto Jakobsen y Andrés Colmán Gutiérrez, escriben número a número su visión de la realidad paraguaya.

La legendaria publicación tendría una tercera etapa, como semanario, editado por Goiriz y dirigida por Nico, en el año 2003. Como parte central de sus logros, está el hecho de haber obtenido una caja de cervezas de obsequio de parte de uno de los retratados en las secciones satíricas de la publicación.

En esta, hasta ahora, última parte de El Raudal, tuvieron cabida viejos y nuevos creadores, varios de ellos trabajando en medios competitivos entre sí, pero sin embargo reunidos a través de la magia y carisma proyectados por el semanario, como Juan Moreno, Jorge Torres (Yor), Chrisbeck, Chester Swann, Ramón Rojas (Rojita), Carlos Sosa (Caló), Any Ughelli, El Seba, Enzo Pertile, Melquíades Melgarejo (Melki), entre otros.

Con los aportes de escritores y periodistas como Víctor Benítez, Julián Navarro, Maricruz Najle, Caio Scavone, Lita Pérez Cáceres, Danny Ortiz, Andrés Colmán Gutiérrez, Alejandro Sciscioli, Rodrigo Carvallo Croskey, Tony Apuril, Robin Wood, María Barredas, Hugo Lafuente y Gustavo González Maffiodo. “Volveremos y seremos cartones”, amenazaban los autores desde la última portada.

Ningún Comentario

Deja un comentario