China aboga por impulsar batalla contra separatismo del Tíbet

El Gobierno chino abogó hoy por impulsar la lucha contra el separatismo, y urgió al Ejército y a la policía a “estar preparados” para enfrentarse a una “extendida batalla” contra los aliados del XIV Dalái Lama.

“La lucha contra las fuerzas separatistas será llevada a cabo de acuerdo con la ley para salvaguardar la unidad y la estabilidad del Tíbet”, dijo hoy también Yu Zhengsheng, presidente del Poder Consultivo chino, durante su discurso de conmemoración del 50 aniversario de la fundación de la Región Autónoma del Tíbet.

Yu dirigió este martes la alocución desde el Palacio de Potala, en Lhasa (capital del Tíbet), donde se producen los actos conmemorativos, después de haber mantenido un encuentro con miembros del Ejército, la Policía Armada y representantes de organismos judiciales, según publica la agencia oficial Xinhua.

El “número cuatro” en la jerarquía del Partido Comunista de China como presidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh, equivalente a una cámara alta) recomendó al Ejército y a la Policía Armada que mantengan “la dirección política correcta” y que ejerzan un “papel mayor” en salvaguardar la estabilidad.

Por otro lado, dijo frente a centenares de asistentes en el emblemático Palacio y a una nutrida delegación gubernamental que “los asuntos religiosos deben tratarse según la ley, y los problemas deben ser gestionados a través de la vía judicial”.

Destacó también que Tíbet está “en una fase política para lograr la estabilidad y la paz a largo plazo”, y, como ya se hiciera en un libro blanco publicado el domingo sobre el Tíbet por Pekín, citó numerosos datos del crecimiento económico de la región en los últimos 50 años.

En ese libro blanco publicado el domingo el Gobierno chino insiste en que elegirá al próximo dalái lama a pesar de que lo diga el actual (el XIV líder religioso tibetano, exiliado en Dharamsala, India), quien propone opciones que van desde hacerlo fuera de China tras su muerte hasta que esta tradición se acabe.

China celebra hoy la fundación el 1 de septiembre de 1965 de la región autónoma del Tíbet, que considera parte irrenunciable de su territorio, mientras los tibetanos argumentan que la zona fue independiente en la práctica durante décadas hasta su ocupación por las tropas comunistas en 1951.

Junto a Xinjiang (noroeste), se trata de una de las regiones con más tensiones de China, de las que las autoridades comunistas culpan a los independentistas tibetanos liderados por el dalái lama, mientras los tibetanos la achacan a la represión por parte de Pekín.

Según la Campaña Internacional por el Tíbet, al menos 143 personas murieron tras inmolarse en el Tíbet o en zonas tibetanas de China desde 2009 en protestas contra la represión china, la última una mujer que se prendió fuego hace unos días denunciando las políticas de Pekín para realojar a nómadas y demoler viviendas.

Un comunicado de la Comisión Central del PCCh divulgado hoy por Xinhua subraya que “sólo mediante la adherencia al liderazgo del Partido Comunista los tibetanos podrán ser sus propios líderes y disfrutar de un desarrollo económico sostenible”.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario