HRW pide a México actuar ante deficiencias en el caso de los 43 estudiantes

Human Rights Watch (HRW) reclamó hoy a México que aborde “inmediatamente” las deficiencias descubiertas en la investigación de la desaparición de 43 estudiantes en el sur del país en septiembre de 2014 y analice las denuncias de abusos y obstrucción de la Justicia planteadas por expertos internacionales.

HRW pide a México actuar ante deficiencias en el caso de los 43 estudiantes

“A pesar de que el mundo tenía los ojos puestos en México, y de los enormes recursos asignados, las autoridades demostraron ser incapaces o no estar dispuestas a llevar a cabo una investigación seria”, lamentó en un comunicado el director para las Américas de la organización, José Miguel Vivanco.

HRW reaccionó así a la presentación hoy del informe del caso elaborado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que contradice la versión oficial de los hechos.

Según los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), los 43 estudiantes “no fueron incinerados en el basurero municipal de Cocula” tal y como señalaba la investigación de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía).

La fiscalía anunció en enero pasado que había llegado a “la verdad histórica” de lo ocurrido la noche del 26 de septiembre a partir de numerosas pruebas científicas y los testimonios de los supuestos autores materiales.

El entonces fiscal, Jesús Murillo, dijo que gracias a 487 dictámenes periciales, 386 declaraciones y dos reconstrucciones de hechos quedaba acreditado que los jóvenes fueron detenidos por policías y entregados a Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron en el basurero, para después arrojar sus restos al río San Juan.

“Este informe contiene una evaluación extremadamente crítica sobre la actuación de México ante la atrocidad de derechos humanos más grave de los últimos tiempos”, señaló hoy Vivanco.

Para HRW, México debe abordar inmediatamente las fallas en su investigación y la PGR debería investigar las denuncias de graves abusos y obstrucción de la Justicia planteadas por los expertos internacionales.

El informe de la CIDH señala que algunos de los detenidos han confesado que sufrieron torturas por parte de las autoridades para obtener la confesión.

HRW considera que la investigación oficial estuvo además marcada por el manejo irregular, la pérdida y la posible destrucción de pruebas clave.

“Sin este informe, la magnitud de las fallas en la investigación probablemente nunca hubieran salido a la luz, y el caso de los 43 estudiantes se habría cerrado”, indicó Vivanco.

“El mandato del grupo de expertos debería ahora ser renovado, para que pueda monitorear las investigaciones que se lleven a cabo sobre este y otros casos de derechos humanos. Claramente, las instituciones judiciales del país necesitan de escrutinio externo para evitar que se repita este desempeño lamentable”, añadió. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario