Drew Barrymore desearía poder cambiar su pasado

La actriz se arrepiente de los errores que cometió en el pasado pero también es consciente de que le han llevado a ser quien ahora es

La actriz Drew Barrymore ha tenido una infancia complicada desde que saltara a la fama en la película ‘E.T.’ a los seis años, siendo su coqueteo con las drogas -las probó por primera vez a los 10 años- uno de sus principales problemas, que le llevó a ingresar en rehabilitación en numerosas ocasiones. Pese a todo, la intérprete de 39 años, y casada en tres ocasiones, cree que todas sus experiencias, por duras que fueran, han forjado quien ahora es.

“Probablemente cambiaría todo [del pasado], pero si eres feliz con tu vida hoy, tienes que apreciar cada momento que te ha llevado hasta aquí”, explica la intérprete en la revista Red.

Sin embargo, Drew -madre de Olive (3 años) y Frankie (16 meses) junto a su marido Will Kopelman- se siente “afortunada” de que su “fase experimental” se produjera durante los noventa en lugar de ahora, ya que considera que el mundo actual es “mucho peor”.

“La mayoría de las personas atraviesan una fase experimental en sus vidas, pero no lo hacen en público. He tenido que aprender muchas lecciones por mi cuenta. Pero nunca fui una mala persona, nunca he tratado de j**er a nadie. Me siento muy afortunada de que todo ocurriera en ese momento. El mundo de ahora es mucho peor. Ahora mismo soy como un callado y aburrido ratón de iglesia”, añade Drew.

La intérprete estadounidense entiende que la gente se acerque a ella con cierta familiaridad porque siempre ha estado expuesta al ojo público.

“Soy Norm de ‘Cheers’. Voy por cualquier sitio y todo el mundo dice: ‘Hola Norm’. Así es mi vida”.

Ningún Comentario

Deja un comentario