El mundo perdió más de 18 millones de hectáreas de zonas arboladas en 2014

Lo perdido representa un área dos veces más grande que la superficie de Portugal, según un informe publicado hoy por el Instituto de Recursos Mundiales (World Resources Institute, WRI).

El estudio, elaborado con datos de la Universidad de Maryland (EE.UU.) y la empresa tecnológica Google, indica que los países del trópico fueron los más perjudicados, pues “perdieron 9,9 millones de hectáreas de cobertura arbórea, más de la mitad del total”.

Según el informe del WRI, con sede en Washington, la deforestación de 2014 es “la más alta” que se registra desde 2001.

Los datos muestran la emergencia de nuevas zonas afectadas por este problema, como la cuenca del río Mekong, en el sudeste de Asia, la región del Gran Chaco en Sudamérica, que abarca Paraguay, Argentina y Bolivia, África Occidental y Madagascar.

El país con mayor aceleración en la pérdida de bosques en 2014 fue Camboya, seguido de Sierra Leona, Madagascar, Uruguay, Paraguay, Liberia, Guinea, Guinea-Bissau, Vietnam y Malasia.

La creciente demanda de caucho y aceite de palma, la expansión del cultivo de soja, de explotaciones ganaderas y otros productos agrícolas “están provocando deforestación en lugares imprevistos”.

“Los bosques secos de la región del Gran Chaco no suelen atraer tanta atención como las junglas del Amazonas, pero son el hogar de miles de indígenas y tienen una gran biodiversidad”, afirmó el director ejecutivo de la organización no gubernamental paraguaya Guyra Paraguay, Alberto Yanosky, citado en el estudio.

“Este análisis -agregó Yanosky- demuestra otra vez que necesitamos más implicación internacional para garantizar que la ganadería y la producción de soja no resultan en la destrucción de nuestro hogar único”.

El estudio también destaca a Brasil, que alberga algunos de los bosques tropicales más extensos del mundo y “ha reducido la deforestación en la Amazonía un 70 % en la última década, lo que se considera un caso exitoso en la conservación forestal”.

Sin embargo, precisa el texto, “en 2014 se identifica un repunte de pérdida de cobertura arbórea” en Brasil, una circunstancia que “puede deberse a cambios en los precios de algunos productos de consumo y en la legislación”.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario