Establecen vínculo entre detenidos por el atentado en Bangkok

La policía tailandesa estableció hoy un vínculo entre los dos detenidos por su presunta implicación en el atentado con bomba del pasado 17 de agosto en un templo de Bangkok, que causó 20 muertos y más de cien heridos.

El portavoz de la policía, Prawut Thavornsiri, dijo que las huellas del hombre detenido ayer cerca de la frontera con Camboya coinciden con las que había en una botella con explosivos encontrada el sábado en el piso de la capital donde se llevó a cabo la primera detención.

En un mensaje televisado, Prawit evitó confirmar si el segundo detenido es el hombre con camiseta amarilla captado por cámaras de seguridad mientras dejaba una mochila en el templo de Erawan, momentos antes de la explosión.

Tras el arresto ayer, la junta militar calificó de “probable” que ese sospechoso sea quien colocó la bomba después de que la policía se limitara a admitir un aspecto “similar” con el retrato robot que publicó tras el atentado.

Las autoridades no han confirmado la identidad ni la nacionalidad de los dos detenidos, pese a que el primero fue encontrado con un pasaporte turco falso y los medios locales hicieron circular la imagen del supuesto pasaporte del segundo, que ubica su nacimiento en la provincia china de Xinjiang.

En unas declaraciones anteriores al Canal 3, Prawut aseguró que desconoce si la documentación que llevaba el segundo sospechoso es falsa o no y que se está verificando su autenticidad con las autoridades del país correspondiente, sin especificar cuál.

Según Tailandia, el segundo detenido fue arrestado cuando intentaba cruzar la frontera hacia Camboya de forma clandestina, pero, según el diario Phnom Penh Post, que cita fuentes oficiales de ambos países, el arresto tuvo lugar el domingo en el aeropuerto de la capital camboyana.

A parte de estos dos sospechosos, la policía ha emitido otras seis órdenes de detención, las tres últimas contra tres personas con pasaporte turco que, según Prawut, estarían relacionados con el mismo piso del distrito de Nong Chok, al este de Bangkok, registrado el sábado.

La policía también busca a otro hombre que aparece en imágenes de cámaras de seguridad lanzando otro paquete al río, justo al lado del embarcadero donde al día siguiente del atentado mortal estalló otro artefacto sin causar heridos.

Las otras dos órdenes de arresto corresponden a una tailandesa, identificada como Wanna Suansan, de 26 años, y un extranjero sin identificar al que la mujer alquiló un piso en el distrito de Minburi, donde la policía también encontró material que puede utilizarse para fabricar explosivos.

Sin embargo, la mujer negó el lunes tener ninguna relación con el caso y aseguró que se encuentra en Turquía donde vive junto a su marido y una hija.

Prawut confirmó que la mujer se ha puesto en contacto con la policía para confirmar que está en Turquía, que acostumbra a alquilar el piso a amigos de su marido y que se ofreció a regresar a Tailandia para probar su inocencia.

El portavoz vinculó el atentado con una represalia de redes de tráfico de personas por operaciones policiales en contra de estas mafias.

Expertos en seguridad también han apuntado como móvil del atentado a una represalia por la reciente repatriación por Tailandia de 109 de musulmanes uigures a China.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario