Google responde a la Comisión Europea en el caso de antimonopolio

En una entrada de su blog europeo titulado, “Mejorar la calidad no es anticompetitivo,” la empresa afirma que sus prácticas no han perjudicado a el consumidor. La Comisión Europea acusó a Google de usar la posición dominante de su buscador, cuya cuota en Europa es del 90%, para superar a sus rivales y perjudicar a los consumidores.

Google ha respondido de forma oficial a las acusaciones hechas por la Comisión Europea el pasado abril, que acusan a los de Mountain View de usar su virtual monopolio en las búsquedas de Internet para favorecer a su negocio de Shopping. En su respuesta, Kent Walker, el abogado general de Google, dice que Google ha ofrecido pruebas y datos para mostrar que las preocupaciones de la Comisión Europea son infundadas y que además, la empresa ha entregado datos económicos recopilados a lo largo de más de una década que confirman que la búsqueda de productos es firmemente competitiva.

Sin embargo, Walker afirma que el universo de los servicios de compras ha experimentado “un enrome incremento de tráfico desde Google.” Además, la empresa ofreció a más de 20,000 millones de clics gratuitos a lo largo de la última década en países europeos utilizados por la Comisión Europea para su argumentación. De acuerdo a Google, ellos han aumentado la capacidad de elección para los consumidores europeos y ofrecen oportunidades valiosas para las empresas de cualquier tamaño.

La batalla entre Google y la Comisión Europea será larga y le podría costar miles de millones de dólares a Google en multas y abogados. La Comisión Europea también tiene abierta una investigación antimonopolio por la conducta de Android en Europa. La plataforma, presente en un 70% de los móviles europeos, está en teoría abierta a servicios de otros competidores, pero la Comisión Europea cree que la mayoría de los fabricantes la incorporan a sus dispositivos por una imposición de la compañía a los fabricantes.

Ningún Comentario

Deja un comentario