Yihadistas asesinan a un camarógrafo en Mosul

El grupo Estado Islámico (EI) asesinó hoy en la ciudad septentrional iraquí de Mosul a un operador de cámara de una televisión nacional, que había secuestrado el pasado martes, denunció un miembro del Colegio de Periodistas de Irak.

En unas declaraciones a Efe, Sofian al Mashadani explicó que la víctima, Adel al Saig, fue secuestrado en la zona de Bab al Tub, en el centro de Mosul, por una fuerza especial compuesta por yihadistas chechenos y afganos.

Al Saig, que trabajaba en el canal de televisión vía satélite Saladino antes de que Mosul cayera en manos del EI, en junio del año pasado, recibió varios disparos en la cabeza frente a un grupo de personas en un parque ubicado en el oeste de la urbe.

Al Mashadani reveló que la organización terrorista mató al cámara por su supuesta colaboración con el régimen iraquí.

El cadáver de Al Saig fue entregado a su familia, y prohibieron organizarle un funeral por considerarlo apóstata.

Este asesinato se produce cuatro días después de que los yihadistas mataran a Walid al Mosoli, que trabajaba como ingeniero de telecomunicaciones y que había sido secuestrado por radicales una semana antes en su casa.

Según el integrante del Colegio de Periodistas iraquí, Al Mosoli fue ejecutado por disparos tras ser condenado extrajudicialmente por “trabajar con el Gobierno”.

El pasado 15 de agosto, los radicales islamistas secuestraron a Yehiya Ismail al Jatib, presentador de un programa de deportes del canal Al Mosuliya, cuando estaba en su casa en el barrio Al Wahda, en el sur de la localidad.

Este grupo extremista mantiene secuestrados nueve periodistas en Mosul, donde ha capturado y asesinado a varios trabajadores de medios de comunicación tras acusarles de trabajar para el Gobierno.

El Estado Islámico conquistó la ciudad de Mosul el 10 de junio de 2014 en una ofensiva en la que también capturó una gran cantidad de territorio en Siria e Irak, donde el 29 de dicho mes proclamó un califato en el que impone su visión ultraortodoxa del islam y el terror.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario