Restos de un cohete espacial caen sobre una vivienda china

El suceso ocurrió en la noche del jueves, nueve minutos después de que el programa espacial chino pusiera en órbita el satélite de control remoto y vigilancia de campos de cultivo Yaogan-27 en el centro de lanzamientos espaciales de Taiyuan (provincia de Shanxi, norte).

Aunque el lanzamiento fue exitoso, partes del cohete propulsor se desprendieron y alcanzaron una vivienda cercana en la pequeña localidad de Ankang, en la que abrió un gran boquete en el tejado y entro en una de las habitaciones.

La pieza metálica, de forma cónica y aproximadamente metro y medio de altura, se asemeja a un proyectil de gran calibre. El accidente no causó víctimas.

La pieza pertenece a un cohete lanzadera “Larga Marcha-4C”, utilizado habitualmente por China para sus misiones espaciales.

No es la primera vez que fragmentos de cohetes causan daños en edificios en localidades próximas a la órbita de lanzamiento de las misiones chinas al cosmos, por lo que los ingenieros espaciales del país trabajan en nuevos propulsores fabricados con materiales menos peligrosos y más “reciclables”.

El Gobierno chino contempla el pago de indemnizaciones a los afectados por este tipo de accidentes, en los que por ahora no se han reportado daños personales.

 

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario