Evan Roth: La tecnología y su influencia cotidiana

El artista se encuentra en nuestra capital para crear su obra, basada en un proceso que requiere la captura de las formas trazadas durante el desbloqueo de celulares y manipulación de los teléfonos de unas trescientas personas, comenzando así su trabajo de recolección y reconocimiento de lo que es la tierra guaraní; y centrando su interés en cómo se relacionan con la tecnología sus habitantes.

La tecnología y su influencia en la vida cotidiana de las personas, son ejes de trabajo y experimentación para el artista norteamericano Evan Roth, quien participará de la Bienal Internacional de Arte de Asunción, que se realizará en el mes de octubre.

Hace poco más de un año que el artista norteamericano Evan Roth (1978) ideó un soporte de madera que le permitiera mediante una cámara de video captar los movimientos de los dedos en la manipulación de la pantalla de celulares; tanto para el desbloqueo como para otro tipo de intercambios.

La premisa de Evan fue que las personas están en permanente vinculación con sus aparatos celulares y que, mediante ellos, y sin percatarse, todo el tiempo se encuentran trazando formas, es decir: dibujando. Hace tres años que el artista vive enfocado en las huellas de los dedos, creando obras que captan movimientos.

“Hace poco más de un año que ideó este aparato. Esta es la segunda serie que está preparando con él; pero no solo hace videos, también hace obras analógicas, que son traducciones de la tecnología a medios que en el mundo del arte son más familiares; más reconocidos como propios: dibujos o pinturas, de lo que hace alguien con su dedo, o tiene una obra bellísima que es enorme y se trata de una huella; captura la grasa del dedo y el movimiento y crea una obra gigantesca capturando un proceso, un movimiento que la mayoría de nosotros hacemos todos los días”, explicó Royce Smith, curador de la Bienal Internacional de Arte de Asunción, en la cual participará Evan con su obra, en el mes de octubre de este año.

La premisa de Evan fue que las personas están en permanente vinculación con sus aparatos celulares y que, mediante ellos, y sin percatarse, todo el tiempo se encuentran trazando formas, es decir: dibujando

La premisa de Evan fue que las personas están en permanente vinculación con sus aparatos celulares y que, mediante ellos, y sin percatarse, todo el tiempo se encuentran trazando formas, es decir: dibujando

En esta primera estadía en nuestra capital, el artista espera capturar el movimiento de desbloqueo y comunicación en los celulares de trescientas personas, que de ese modo formarán parte de un vídeo arte que Evan Roth exhibirá en la Manzana de la Rivera. El trabajo de recolección tendrá lugar en varios espacios públicos con un tiempo promedio de captura entre cinco minutos y media hora por persona.

“Durante mucho tiempo, en mi práctica artística, me interesé en la manipulación, cómo usamos la tecnología, cómo somos vigilados por la tecnología que usamos”, explicó el artista norteamericano residente en Paris, Francia.

“Siempre estoy pensando en una conexión entre la información visual y cómo está procesando la gente esta información y utilizando la información en su vida cotidiana”, agregó.

Con relación al equipo que utiliza para este trabajo explicó: “Es una cámara de vídeo normal y solamente tiene un modo nocturno, entonces el modo nocturno puede estar sacando toda la información, captura todo, el dedo, el teléfono, todo menos la información que está la pantalla”.

Todos somos manipulados por la tecnología

Evan comentó que es sabido de situaciones de accidentes que ocurren inclusive mientras las personas utilizan sus aparatos de celular, al conducir o caminar, por dar ejemplos; situaciones irreversibles muchas veces que acontecen por no lograr desprenderse un momento de la tecnología. “No quieren desprenderse ni por quince minutos para tener una cena con sus amigos, con su pareja, están totalmente metidos en sus teléfonos. Es interesante observar, porque la gente está todo el día pasando por la calle, por su trabajo, manejando, cenando con sus teléfonos, pero cuando están bajo la cámara, entonces las personas no quieren pasar mucho tiempo, porque están en un ambiente muy controlado, entonces cambia el sentido de intercambio que la gente tiene con su aparato, treinta minutos fue lo máximo que alguien intercambió con la máquina”, relató Evan en referencia a su trabajo de recolección con el sistema de su invención.

En ese punto, no pudimos evitar señalar que el espíritu latinoamericano es más extrovertido que el norteamericano o europeo, en su generalidad, por lo tanto, el resultado en Paraguay, podría ser muy distinto a sus experiencias anteriores. “He escuchado comentarios acerca de cómo son los latinoamericanos, cómo son los paraguayos y eso me resultó interesante en cuanto a participar de la Bienal de Asunción, trabajar en un contexto cultural muy distinto, muy desconocido para mí y diferente; entender cómo la gente está intercambiando, aquí, con su tecnología. Pero por otra parte, vivimos en un mundo con fuerte influencia de la tecnología en todas partes; todos, no importa en qué lugar del mundo, somos manipulados por la tecnología, estamos utilizando el mismo aparato de teléfono en muchos países diferentes y entonces también me interesa mucho eso que tenemos en común y que en todas partes estamos compartiendo”, señaló el artista.

Evan comentó que es sabido de situaciones de accidentes que ocurren inclusive mientras las personas utilizan sus aparatos de celular, al conducir o caminar

Evan comentó que es sabido de situaciones de accidentes que ocurren inclusive mientras las personas utilizan sus aparatos de celular, al conducir o caminar

“La idea nació con un interés en el tiempo, una pantalla de smartphone lleva ese sentido de tiempo y cosas inmediatas. Se puede tocar en una pantalla y tener un intercambio con unos pixeles; la respuesta del intercambio es inmediato, hay información que surge inmediatamente. Estoy interesado en este intercambio, el paso del tiempo. Aunque intercambiar con una pantalla tiene el sentido de ser muy contemporáneo, también es cuestión de tiempo en el sentido de que en cincuenta años esta tecnología será muy anticuada. Quiero mostrar los dos mundos, la tecnología y cómo está afectándonos tanto en la vida cotidiana, y además como la tecnología hace un retorno a cosas básicas en el mundo de representación artística, como el proceso de dibujar”, graficó.

“El dibujo ha estado circulando como un medio artístico durante miles de años, pero informar lo que hace la gente con la tecnología es muy fuerte, entonces es este intercambio el que tengo interés en capturar para la bienal”, subrayó. “Voy a obtener una obra digital utilizando las mismas tecnologías y demostrando que cada persona hace dibujos al desbloquear sus teléfonos. Voy a hacer una instalación de toda la gente que pone un poco de tinta en el dedo y hace su patrón de desbloqueo en un papel”, agregó.

“Existen procesos de cada teléfono que nosotros no podemos ver con nuestros propios ojos, pero que la máquina sí puede ver. Eso muestra que la tecnología también tiene otras cosas bajo la superficie, está comunicando otras cosas”, finalizó.

Ningún Comentario

Deja un comentario