Los corruptos se protegen y multiplican

Presidenta de la Coordinadora de Abogados del Paraguay y abogada especialista en Derecho Constitucional y Laboral

Las binacionales pueden calificarse como un “caso especial”, una suerte de “estado dentro del estado”. Escudados en la co-propiedad con Brasil y Argentina,  Itaipú y Yacyreta, respectivamente,  manejan presupuestos multimillonarios sin control alguno del Congreso.

A nadie escapa que tanto Itaipú como Yacyreta son cuevas de planilleros y acogen generosamente a hijos, amantes, secretarias vip, seccionaleros, operadores políticos y cuanta rata bastarda se le antoje al titular del poder de turno. Sólo algunos funcionarios honran el salario y el cargo y  llevan a cuesta toda la responsabilidad de ser motores vivientes de instituciones abarrotadas de personas que no hacen nada. Estos profesionales y operarios no pueden hablar,  viven con un nudo en la garganta soportando a los “planilleros del poder” con el temor razonable que si protestan serán excluidos sin pena, ni gloria.

La ausencia absoluta de mentes lúcidas que planteen a nuestros condóminos  temas postergados como las deudas espurias que debe soportar Paraguay,  es la muestra que Itaipú y Yacyreta son más útiles como “botín” donde el dinero fluye discrecionalmente para el poder de turno; sin que desde la creación de estas entidades sus autoridades hayan asumido una posición de debate y dignidad frente a Argentina y Brasil.

Retomando: Una pregunta que muchos nos hacemos es ¿Qué sería de la familia Nuñez, Torres Kirmser, Fretes y otras más sin el generoso estado paraguayo? Estos altos funcionarios públicos no sólo han fracaso como autoridades del país, también lo han hecho como padres pues han criado hijos que desde jóvenes, sin merecimiento alguno,  se infiltran en las instituciones públicas y ganan exorbitantes salarios sin cumplir funciones concretas;  entran y salen cuando se les antoja a la luz del día, sin vergüenza  ni remordimientos.

De qué combate a la pobreza habla Horacio Cartes cuando  permite que el dinero público sea destinado a unas pocas familias, mientras niños paraguayos se han convertido en adultos precoces teniendo que mendigar en las esquinas un poco de atención y monedas para sobrevivir,  excluidos de salud, educación, vestimenta y vivienda?

Mientras hay un Paraguay de 1.300.000 pobres y pobres extremos; los Nuñez, Fretes, Torres, Gómez, Galaverna, Bogado, Ibañez, Blanco, Franco ( y la lista suma y sigue) se dan la gran vida y disfrutan momentos de ocio, lujos y esparcimientos   pagados por el pueblo paraguayo.

El nombramiento de Víctor Núñez en la EBY revela el doble discurso del gobierno de Horacio Cartes. Es la prueba concreta que los corruptos se protegen y multiplican y que la indignación ciudadana y los múltiples hechos irregulares que se atribuyen al ex Ministro de Corte no son atendibles, ni condenables.

En síntesis: No sólo la justicia paraguaya dejará impune a Víctor  Nuñez además compartirán el “mérito” de la ignominia Juan Alberto Schmalko y Horacio Cartes.

Un Comentario

luis campos

Fuerza Katya !!. es lo que todo sabemos.

Deja un comentario