Alimentación sana para prevenir la obesidad desde pequeños

Expertos de la salud afirman que la obesidad es totalmente prevenible. Se logra con la adopción de hábitos saludables mediante una alimentación sana y equilibrada en las que se incluya el consumo diario de frutas y verduras; y evitando el sedentarismo con la práctica de deportes, ejercicios físicos y/o caminatas periódicas.

La obesidad es un problema multifactorial. Se halla estrechamente ligada al estilo de vida del individuo; se centra principalmente en los malos hábitos alimentarios y en la inactividad física.

El Ministro de Salud Pública; Antonio Barrios, manifestó que se llevan adelante los planes de tratamiento de pacientes con obesidad y obesidad mórbida, mediante una estrategia nacional que apunta a la educación alimentaria como el principal método preventivo.

Aseguró que se tiene en cuenta que la obesidad es un problema social, por lo que se elaboró un árbol de problemas desde donde se identificaron planos de trabajo específicos, de allí surgieron cuatro áreas a tener en cuenta en la elaboración de este plan.

En la primera área se enfoca la promoción y prevención de la obesidad como enfermedad compleja que atrae otros problemas de salud como la diabetes y problemas cardiovasculares. En este aspecto, se prevé una cartilla, que servirá como guía para los niños, de manera a disminuir la mala alimentación.

El segundo enfoque se refiere al área asistencial y al abordaje de un manejo integral de la enfermedad, así también en tercer lugar se encuentra el estudio y definición de políticas y regulaciones de la mencionada estrategia, y por último lugar se definen los puntos de vigilancia, información e investigación dentro de este plan.

Prevalencia de la obesidad

En la actualidad, la prevalencia de la obesidad es de 57,6% en la población adulta (de 15 años en adelante). “Igualmente se observa en la población infantil con una tendencia creciente. El 30% de las niñas y niños escolares, así como la franja adolescente, presentan sobrepeso y obesidad”, puntualiza.

Otro grupo vulnerable que reporta un crecimiento importante de obesidad es el de embarazadas. Cerca del 45% de las mujeres en estado de gravidez cuentan con un peso más allá del aconsejado. Durante el estado de gestación se recomienda subir hasta diez kilos, más no, puesto que puede referir un riesgo para la salud de la madre y el bebé.

Ningún Comentario

Deja un comentario