Críticas a otra propuesta xenófoba de Trump

Los partidos políticos puertorriqueños criticaron hoy una supuesta propuesta del precandidato republicano a la Presidencia de EE.UU. Donald Trump, divulgada el fin de semana por medios locales, de retirar la ciudadanía estadounidense a los habitantes de la isla caribeña.

El senador del gobernante Partido Popular Democrático (PPD) Cirilo Tirado dijo a Efe que lo primero que tiene que saber Trump es que la ciudadanía estadounidense le fue impuesta a los puertorriqueños en 1917 contra su propia voluntad.

Las palabras de Tirado Rivera siguen a unas supuestas declaraciones de Trump -a las que se refiere un comunicado difundido por el legislador- en las que el magnate estadounidense habría señalado que de convertirse en el próximo presidente de EE.UU. retiraría la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños.

El portal Noticias PRTV publicó el viernes, citando a un “rotativo suramericano” que no menciona, una nota en la que afirma que Trump mencionó recientemente a un grupo de inversores que apoya su precandidatura que retiraría la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños porque “no son parte de la raza americana”.

Las declaraciones de Trump se habrían realizado en Nueva York y en ellas habría arremetido también contra los peruanos, ya que de convertirse en presidente supuestamente anunció que deportará a todos los ciudadanos de ese país suramericano que no tengan papeles en regla, sostuvo el medio puertorriqueño.

Tirado Rivera retó a los líderes republicanos del opositor Partido Nuevo Progresista (PNP) de Puerto Rico, formación que favorece que Puerto Rico se anexione plenamente a EE.UU., a que se hagan respetar y suspendan las recaudaciones de fondos a un, aseveró, “candidato racista que nos desprecia a todos”.

La Ley Jones del 2 de marzo de 1917 concedió la ciudadanía estadounidense a los puertorriqueños, aunque dejó establecido que el Congreso de Estados Unidos tiene el poder de detener cualquier acción tomada por el Legislativo local y les excluyó además de votar en las elecciones a presidente del país norteamericano.

El senador del PPD aseguró que “la realidad histórica es que la ciudadanía americana no fue pedida, sino que es una imposición de Washington a los nacionales puertorriqueños”, tras matizar que “ni renunciando a ella se puede eliminar”.

El secretario de Relaciones con Norteamérica del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Manuel Rodríguez Orellana, señaló en declaraciones a Efe que la ciudadanía estadounidense de los puertorriqueños les fue “impuesta unilateralmente”.

Recordó que precisamente en 1917 la Cámara de Delegados de Puerto Rico, entonces la única entidad que representaba a los puertorriqueños ante el Congreso en Washington, se opuso a que a los nacidos en la isla caribeña se les concediera la ciudadanía de EE.UU., sin éxito, ya que finalmente la Ley Jones fue aprobada.

Rodríguez Orellana dijo sobre las propuestas de Trump de eliminar la ciudadanía estadounidense a los hijos de inmigrantes ilegales nacidos en suelo estadounidense que se trata de una propuesta que requeriría de modificar la Constitución.

También matizó que las declaraciones de Tirado Rivera responden a la estrategia de los líderes del gobernante PPD, formación que defiende perpetuar el actual Estado Libre Asociado, de cuando surgen manifestaciones como las de Trump presionar al PNP para que se sienta acosado.

El dirigente del PIP, partido que aboga por romper lazos con EE.UU., definió en cualquier caso la ciudadanía estadounidense de los puertorriqueños como “estatutaria”.

Ningún miembro del PNP, muchos de cuyos integrantes tienen afinidad ideológica con el Partido Republicano de Trump, reaccionó a las supuestas declaraciones del magnate estadounidense.

Puerto Rico es un territorio estadounidense no incorporado que gracias a su Constitución disfruta de un importante grado de autonomía, aunque EE.UU. se reserva los apartados de control de fronteras, defensa, moneda o relaciones diplomáticas, entre otros.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario