España finaliza el Mundial con 3 medallas y 2 embarcaciones con pase a JJOO

La selección española de piragüismo ha concluido hoy su participación en el Mundial 2015 con tres medallas -plata de Cooper-Cosgaya en K-2 500 y Campos en C-1 5.000, y bronce de Portela en K-1 200-, y con el logro de haber conseguido para los JJOO 2016 la clasificación de dos embarcaciones, el K-1 200 y el K-4 1.000.

España finaliza el Mundial con 3 medallas y 2 embarcaciones con pase a JJOO


El Campeonato del Mundo deja a la delegación española sensaciones contradictorias por los resultados obtenidos en la competición que a su propia importancia -101 países asistentes- aporta el añadido de adjudicar 104 plazas para barcos, de cara a los Juego de Río de Janeiro.

A la satisfacción que supone el reencuentro del K-4 1.000 con la competición olímpica, tras estar ausente en Atenas, Pekín y Londres, España lamenta no haber conseguido la clasificación para 2016 del vigente subcampeón olímpico de K-1 200, Saúl Craviotto, y de Sete Benavides y Paco Cubelos, ambos diploma olímpico en Londres 2012.

El balear Cooper y el palentino Cosgaya (1:30.004) se proclamaron subcampeones del mundo en K-2 500 metros en una final en la que el potencial de la pareja española le permitió con su fuerte final meterse en los puesto de podio.

La otra presea española la alcanzó la gallega Teresa Portela con un tercer puesto en K-1 200 metros, que además supone su clasificación olímpica para los JJOO 2016, el pase para la que será su quinta cita olímpica.

Portela (41.248), poseedora de catorce medallas mundiales -2 oros, 6 platas y 6 bronces-, fue tercera tras la neozelandesa Lisa Carrington y la polaca Marta Walczykiewicz, campeona y subcampeona mundial, respectivamente, en una regata en la que la pontevedresa remó con opciones de medalla desde la salida.

Meses después de ser madre, la gallega logra su clasificación para los que serán sus quintos Juegos Olímpicos, tras acudir a Sydney, Atenas, Pekín y Londres, donde se quedó a las puertas del podio al conseguir el cuarto puesto.

La tercera medalla llegó en 5.000 metros donde el gallego Antonio Campos en C-1 (23m.04s.30) se aseguró la tercera plaza haciendo valer la ventaja que consiguió marcar sobre los perseguidores, entre ellos el campeón olímpico húngaro Attila Vadja, que terminó undécimo.

El K-4 español, integrado por Javier Hernanz, Rodrigo Germade, Óscar Carrera e Iñigo Peña, fue sexto (2:59.308) tras remar buena parte de la regata en los puestos de podio, si bien logró su primer objetivo, que era el pase para los Juegos Olímpicos de Río.

El triunfo sobre uno de los siete rivales europeos a los que se enfrentó en la final le bastaba para asegurar la plaza olímpica, objetivo que cumplió con creces al quedar por delante de Rumanía, Bielorrusia y Rusia.

En las otras cuatro finales A con participación española A el veinteañero Roi Rodríguez (1:41.202) en K-1 500 metros dio un paso más en su firme camino en la elite con un cuarto puesto que le deja a las puertas del podio mundial, que hoy coronó el danés Rene Poulsen, bronce en Pekín 2008 y séxtuple medallista en campeonatos del mundo.

El gallego Adrián Sieiro terminó sexto en C-1 500 metros (1:54.810), finalizando así el una meritoria actuación mundialista y sumando a la progresión de las nuevas promesas de la canoa, lideradas por el checo Martin Fuksa, reciente campeón mundial.

La zamorana Laura Pedruelo tuvo que conformarse con la octava posición en K-1 1.000 metros (4:13.011)

El K-2 de Sara Ouzande y Begoña Lazkano en K-2 200 metros quedó relegado a la novena plaza, si bien fue en los últimos 100 metros cuando quedó relegado a la última posición (41:405).

El catalán Saúl Craviotto, vigente subcampeón olímpico en K-1 200 metros, se vio condenado a la final C, en la que fue segundo, en un Mundial aciago para él, en el que hasta el último momento ha sufrido la crudeza de no haber encontrado en un punto de competición mínimamente aceptable.

Medalla de oro en K-2 500 metros junto a Carlos Pérez Rial en Pekín 2008 y plata en K-1 200 metros en Londres, Craviotto se quedó fuera de la final mundialista y de la lucha por las plazas olímpicas, como también le ocurrió al primer clasificado en los últimos JJOO, el británico Edward Mckeever, octavo en la final B.

En finales B España contó con cuatro embarcaciones, con una segunda plaza para el C-2 200 de Antonio Segura y Francisco Luengo (39.176); un cuarto del K-4 500 de María Corbera, Isabel Contreras, Eva Barrios y Ana Varela (1:38.263); y dos séptimos del C-1 200 de Adriana Paniagua (52.500) y el C-2 1.000 de Antonio Campos y Romero (3:50.769).

Por último, en las otras dos pruebas de K-1 5.000 metros la zamorana Eva Barrios (24:02.34) fue decimoséptima y el vasco Iñigo Peña (20:54.65), octavo en la regata que aupó al podio a tres medallistas habituales de los 1.000 metros, Wallace, Hoff y Yurenia, oro, plata y bronce, respectivamente.

Carmen Menéndez – EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario