Rechazan concentración de medios de Cartes

El Sindicato de Periodistas de Paraguay (SPP) denunció “el acaparamiento de medios de comunicación” por parte de la hermana del presidente Horacio Cartes, Sarah, que adquirió esta semana el diario de más tirada del país y otros dos medios que se suman a sus dos diarios y dos radios nacionales.

El SPP manifestó su apoyo a los trabajadores de estos medios y pidió la defensa de los puestos de trabajo, la libertad de expresión así como el derecho de organización.

“Esto teniendo en cuenta la aversión del Gobierno de Cartes a los sindicatos y la organización de los trabajadores para la defensa de sus derechos”, declaró la organización en un comunicado.

El Grupo Nación Comunicaciones, cuya mayoría accionarial adquirió Sarah Cartes en abril, posee ahora el tabloide de más tirada del país, el Diario Popular, así como el digital HOY y la radio por internet LaserStream.

Los tres medios se suman al diario La Nación, el tabloide Crónica y las radios 970 AM, de información, y a la radio Montecarlo, dedicada al entretenimiento.

Según el SPP, el presidente Cartes “sigue avanzando en el acaparamiento de medios de comunicación (…) que se suma al vaciamiento y reducción de los medios públicos a meros voceros del partido de Gobierno”.

“Nuestro gremio rechaza la concentración de medios en todas sus formas, considerando como un agravante que detrás de esta operación esté el titular del Poder Ejecutivo, que además pretende mantener bajo su absoluto control los poderes Legislativo y Judicial”, reza la nota del SPP.

El Grupo Nación Comunicaciones aseguró el martes que no modificará la línea editorial de estos medios, hasta ahora propiedad del expresidente Juan Carlos Wasmosy, y que “garantiza la estabilidad de todos los profesionales, en todas las áreas”.

El abogado del Grupo Nación, Raúl Prono, que pasa a integrar la dirección de los nuevos medios, declaró a la radio Uno que la adquisición “es un negocio de Sarah Cartes, un emprendimiento de ella y no algo político”.

Sarah Cartes es, junto a su hermano Horacio, fundadora del Grupo Cartes, un conglomerado de otras veinte empresas dedicadas a la ganadería, tabaco, bebidas, transporte, comercio y banca, entre otros.

Sin embargo, el sindicato de periodistas opina que con esta operación “el Gobierno de Cartes pretende acallar todas las voces discordantes a su proyecto antidemocrático”.

“Es por ello que los ataques contra trabajadores de prensa han tenido el pico más alto desde su toma de mando, con agresiones, arrestos y hasta asesinatos en los cuales están sospechados como autores morales personas de su entorno partidario”, agregó el sindicato.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario