Evo Morales convoca a encuentro mundial de pueblos sobre cambio climático

El presidente de Bolivia convocó este jueves a la segunda “Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra”, prevista para octubre próximo en la región de Cochabamba (centro).

En una rueda de prensa en La Paz, Morales leyó la convocatoria a ese evento, que se efectuará del 10 al 12 de octubre en el pueblo cochabambino de Tiquipaya, donde se realizó en abril de 2010 un encuentro similar también por iniciativa de su Gobierno.

En la conferencia se abordarán las “amenazas del capitalismo contra la vida, la construcción del vivir bien y los caminos de la vida, el cambio climático y la cultura de la vida y continuando en el camino de la defensa de la vida”, indicó Morales.

Agregó que llevará las conclusiones del encuentro a la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-21) en París en diciembre próximo.

La convocatoria fue aprobada el miércoles en una reunión de Morales con los sindicatos de indígenas, campesinos y obreros leales a su Gobierno agrupados en la Coordinadora Nacional por el Cambio.

El encuentro de 2010 demandó a los países desarrollados una reducción de gases de efecto invernadero del 50 % respecto a los niveles de 1990, una meta diez veces superior a lo establecido en el protocolo de Kioto en 1997 y también pidió la creación de un Tribunal de Justicia Climática.

Pero también trascendió por el discurso inaugural de Morales en el que dijo que los pollos engordados con hormonas son los culpables de las “desviaciones” sexuales de los hombres, que la comida transgénica es responsable de la calvicie y que la Coca Cola sirve a los fontaneros para limpiar los inodoros.

La convocatoria a la nueva reunión sobre cambio climático ocurre en medio de un conflicto del Ejecutivo de Morales con indígenas guaraníes del sureste boliviano que reclaman que se les consulte sobre las exploraciones de gas por parte de la compañía estatal YPFB en lo que consideran sus territorios.

El mandatario salió hoy al paso de las críticas de defensores del medioambiente que le acusan de contradicciones entre su defensa de la “Madre Tierra” y sus políticas para la exploración petrolera en territorios indígenas y reservas forestales.

Morales dijo que esas críticas van en línea con planteamientos del “imperio norteamericano” para “trasnacionalizar la Amazonía latinoamericana” y administrarla, pese a que el sistema capitalista ha destrozado el medioambiente.

Justificó que la economía boliviana se sustenta actualmente en la venta de hidrocarburos, por lo que es responsabilidad de su Gobierno buscar nuevos reservorios de gas y petróleo.

“Nosotros, con soberanía y por dignidad, tenemos derecho de decidir lo que nosotros quisiéramos ejecutar cuidando los derechos de la Madre Tierra”, añadió.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario