Donald Trump cada vez más cerca de Hillary Clinton en los sondeos electorales

La precandidata presidencial demócrata estadounidense, Hillary Clinton, supera por seis puntos a Donald Trump en intención de voto, pero desde que el precandidato republicano a la Casa Blanca lanzó su campaña en junio recortó la distancia en 18 puntos.

Donald Trump cada vez más cerca de Hillary Clinton en los sondeos electorales

La precandidata presidencial demócrata estadounidense, Hillary Clinton, supera por seis puntos a Donald Trump en intención de voto pero desde que el precandidato republicano a la Casa Blanca lanzó su campaña en junio recortó la distancia en 18 puntos, según una nueva encuesta publicada hoy.

El 51 % de los estadounidenses votaría hoy por la ex secretaria de Estado si en las elecciones presidenciales de 2016 se enfrentase a Trump, quien cuenta con un 45 % de las preferencias, según el sondeo de la cadena de televisión CNN y el periódico USA Today.

Cuando Trump anunció en junio pasado su intención de aspirar a la candidatura republicana estaba 24 puntos detrás de Clinton y pocos pensaban que tenía opciones reales de competir con ella.
Pero a mediados de julio la distancia se recortó a 16 puntos y ahora les separan solo seis, según los responsables de la encuesta, citada por la agencia de noticias EFE.

Rodeado de polémica por comentarios discriminatorios hacia los inmigrantes y las mujeres, el magnate inmobiliario sigue subiendo y se afianza en la lucha por la candidatura republicana.

Del lado demócrata, Hillary Clinton continúa al frente de la contienda con un 47 % de las preferencias, por delante del senador independiente Bernie Sanders, con el 29 %, y del vicepresidente, Joe Biden, con el 14 %.

Sin embargo, en las últimas semanas la ex secretaria de Estado ha perdido nueve puntos porcentuales y el principal beneficiado ha sido Sanders, que ha subido 10, en medio de la polémica que afronta Clinton por el uso de su correo electrónico personal.

En la encuesta publicada hoy, más de la mitad de los encuestados, el 56 %, responde que Clinton hizo “algo malo” al utilizar exclusivamente su correo privado para sus comunicaciones como jefa de la diplomacia entre 2009 y 2013 con un servidor propio instalado en su casa de Nueva York.

Además, un 53 % de los consultados tiene una opinión desfavorable de Clinton, el porcentaje más alto desde marzo de 2001, según la misma encuesta, que fue realizada por teléfono entre el 13 y el 16 de agosto a 1.001 estadounidenses adultos (897 de ellos votantes registrados) y cuenta con un margen de error del 3 %.

Otra encuesta, publicada este martes por CNN, indica que Trump saca once puntos de ventaja al ex gobernador de Florida Jeb Bush, el segundo mejor colocado de los aspirantes republicanos.

También hoy, dos congresistas demócratas solicitaron al gobierno federal que prohíba a Trump exhibir su apellido en la fachada de su nuevo hotel en Washington, a raíz de sus comentarios “insultantes” hacia los latinos y las mujeres.

La petición de los congresistas Rubén Gallego (Arizona) y Tony Cárdenas (California) está contenida en una carta dirigida al Departamento de Interior y a la Administración de Servicios Generales (GSA), con fecha del pasado 13 de agosto y publicada hoy por varios medios.

“Entendemos que el Departamento de Interior prohíbe acertadamente la exhibición de emblemas racistas y desconsiderados en las tierras que controla”, argumentan los congresistas en la carta, según informó EFE.

Los legisladores califican de “odiosas, divisivas y totalmente inexactas” las observaciones “recientes y reiteradas” de Trump sobre las mujeres y los hispanos, y consideran que a raíz de ellas el nombre del magnate está “inextricablemente ligado a sentimientos antiinmigrantes, antilatinos y antimujeres”.

Por ello, en la carta urgen al gobierno a “utilizar todas las autoridades disponibles bajo la ley actual para evitar que el apellido Trump se exhiba de forma notoria en el nuevo hotel”.

El nuevo hotel de la cadena del magnate se está construyendo en Washington en el antiguo edificio de correos de la Avenida Pensilvania, muy cerca de la Casa Blanca.

En apoyo a su propuesta, los congresistas citan de ejemplo los “recientes esfuerzos” del Departamento de Interior para prohibir en terrenos públicos el logotipo del equipo de fútbol americano Washington Redskins (pieles rojas), que consta de un indígena con plumas en la cabeza y que muchos consideran peyorativo para los nativos americanos.

Trump ha usado los calificativos de “cerdas gordas, perras, guarras y animales desagradables” para referirse a algunas mujeres y cree que los inmigrantes mexicanos que llegan a EE.UU. son “criminales” y “violadores”, aunque supone que “algunos” son buenos.

Además ha presentado un duro plan migratorio y asegura que, si llega a la Casa Blanca, deportará a todos los indocumentados y terminará con el derecho a la ciudadanía estadounidense por nacimiento, estipulado en la Decimocuarta Enmienda de la Constitución.

Tal y como hicieron otras empresas o personalidades a raíz de los comentarios de Trump sobre los inmigrantes, el cocinero español José Andrés canceló en respuesta un acuerdo para gestionar el restaurante principal del nuevo hotel del magnate en Washington.

Trump ha presentado una demanda contra el popular chef, a quien exige una indemnización de 10 millones de dólares por haber roto ese acuerdo. /Télam

Ningún Comentario

Deja un comentario