Documental “Hija de la laguna”, otra mirada al conflicto minero en Perú

Desde los ojos de una campesina andina, el documental retrata el culto al agua y la defensa del medio ambiente que llevó a la población de la región peruana de Cajamarca a protagonizar la protesta antiminera más emblemática del país.

El documental llegará a las salas de cine de Lima el 27 de agosto, tres años después de las violentas protestas que dejaron cinco muertos en Cajamarca, a unos 900 kilómetros al norte de Lima, donde la suspensión del proyecto Conga avivó un movimiento antiminero que se repitió posteriormente en otras zonas de Perú.

La protagonista del largometraje, de 87 minutos, es la agricultora Nélida Ayay, quien mantiene la tradición andina de entablar una relación con los elementos de la naturaleza como si se trataran de seres vivos, a los que defiende de la contaminación que considera que traerá la minería.

El director del documental, Ernesto Cabellos, explicó a Efe que el agua forma parte de la cosmovisión de Ayay, al punto de considerar a la laguna como su madre, un espíritu al que pide fuerzas con ofrendas como flores y fotos de los cinco campesinos muertos por defenderla en 2012.

“Laguna Mamayacu, en tus entrañas guardas oro. El oro no se bebe, el oro no se come. Por el oro se derrama sangre, solo cuidándote bien, podrás alimentarnos siempre”, le dice Ayay al agua.

Cabellos explicó que la campesina comenzó los estudios de derecho “con el propósito de defender su lucha por el agua con leyes y no con piedras y palos”.

La determinación que tiene Nélida en “luchar para no quedarse sin agua” es clara, y se deja ver en una parte del documental en que la campesina enfrenta un desalojo, recordó Cabellos.

El director, líder de la Asociación Guarango que produjo el documental, explicó que ese momento “fue uno de los más intensos vividos durante la grabación al ver a unos 150 policías uniformados defendiendo los intereses de la minera”.

Cabellos, que dirigió también los documentales “Choropampa: El precio del oro” (2002) y “Tambogrande: Mangos, muerte y minería” (2007), consideró que “Hija de la laguna” conectó “con muchas personas que sienten la necesidad de saber más de la realidad en la que viven”.

“Más allá de compartir o no la cosmovisión sobre el agua que tienen estos campesinos, nosotros también necesitamos el agua para alimentarnos, al igual que también necesitamos a los agricultores” agregó.

El estreno del documental viene precedido de expectación entre el público peruano después de que se proyectara durante la decimonovena edición del Festival de Cine de Lima, celebrado entre el 7 y el 15 de este mes.

El largometraje recibió además los premios del Ministerio de Cultura de Perú a la mejor postproducción en 2013 y a la mejor distribución de 2014, mientras que el avance de la película ya supera los cinco millones de vistas en Internet.

Conga contempla una inversión de 4.800 millones de dólares y ha sido rechazado por un amplio sector de los habitantes de Cajamarca, que teme que se contaminen sus reservas de agua al drenar cuatro lagunas, dos para extraer los metales y el resto para almacenar los residuos.

La construcción de Conga fue postergada tras la presentación de un peritaje internacional en abril de 2012, que recomendaba implementar medidas para atenuar el impacto ambiental que causará el proyecto en Cajamarca.

Tras conocer ese informe, el presidente de Perú, Ollanta Humala, anunció una serie de condiciones para permitir su ejecución, como cuadruplicar las reservas de agua en la zona, establecer un fondo de desarrollo social y crear 10.000 puestos de trabajo.

Conga es propiedad de la minera Yanacocha, una sociedad liderada por la empresa estadounidense Newmont que explota también en Cajamarca la mayor mina de oro de Latinoamérica.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario