Brasil concede asilo a opositor boliviano

La Comisión Nacional de Refugiados (Conare) de Brasil aprobó hoy la concesión de asilo solicitada por el senador boliviano Roger Pinto Molina, según informó el diario O Globo.

Con la aprobación de su solicitud de asilo, Pinto Molina podrá obtener la Tarjeta de Residencia (RNE, por su sigla en portugués) brasileña, que le permitirá permanecer en el gigante suramericano.

Pinto Molina, que se considera víctima de una persecución política orquestada por el Gobierno de Bolivia, se enfrenta a cinco juicios por parte de la justicia de su país por supuesta corrupción. En uno de ellos, ya fue incluso declarado culpable y condenado a un año de prisión.

En el año 2012, el opositor boliviano inició una tortuosa escapada que le llevó a permanecer alojado durante 445 días, desde el 28 de mayo, en la embajada de Brasil en la capital de Bolivia, La Paz, desde donde esperaba a que el Gobierno brasileño le concediese asilo político.

Sin embargo, debido a sus problemas judiciales, el Gobierno del presidente boliviano, Evo Morales, rechazaba darle el salvoconducto necesario para abandonar la embajada.

En agosto de 2013, ayudado por diplomáticos brasileños, Pinto Molina dejó la embajada después de un año de asilo y huyó de forma clandestina a Brasil, donde se encontraba desde entonces a la espera de obtener una respuesta a su solicitud de asilo permanente.

El incidente generado con Bolivia por la salida de Pinto Molina, obligó a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a destituir a su entonces canciller, Antonio Patriota, en agosto de 2013.

La llegada de Pinto Molina a Brasil también conllevó una suspensión temporal al diplomático brasileño Eduardo Saboia, que fue quien ayudó al opositor boliviano en su fuga a Brasil.

Pese a que tanto Rousseff como Morales dieron por superado el conflicto en una reunión bilateral mantenida durante una cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) celebrada en 2013, la presencia de Pinto Molina en Brasil sigue siendo motivo de fricciones entre ambos países.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario