Bolivia reduce por cuarto año consecutivo sus cultivos de coca

La superficie cultivada con matas de coca en 2014 totalizó 20.400 hectáreas, un 11 % menos que las 23.000 hectáreas registradas un año antes, informó hoy la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El representante de la UNODC en Bolivia, Antonino De Leo, presentó los resultados del “Informe de monitoreo de cultivos de coca 2014” en un acto en la Cancillería ante el presidente del país, Evo Morales, y el cuerpo diplomático acreditado en La Paz.

La convención antidroga de la ONU mantiene la hoja de coca en su lista de sustancias controladas, ya que esta planta contiene el alcaloide base para sintetizar su derivado ilegal, la cocaína.

La UNODC ha calculado que Bolivia produjo en 2014 un total de 33.100 toneladas métricas de coca, de las que 19.700 toneladas métricas (60 %) fueron comercializadas en los dos únicos mercados legales que existen en Bolivia para la planta.

De Leo dijo no se tiene información oficial sobre dónde va el restante 40 % de la producción, pero se debe seguir investigando.

El viceministro boliviano de Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, reconoció en una rueda de prensa posterior a la presentación del informe que parte de esas plantaciones que no pasan por los mercados legales se usan “lastimosamente también en la cocaína”.

La hoja de coca tiene en Bolivia usos culturales, religiosos, industriales, medicinales y es mascada habitualmente en varios sectores sociales, práctica denominada “acullicu”.

Naciones Unidas ha reconocido que el mascado o “acullicu” es una práctica cultural boliviana, aunque el organismo sigue considerando a la planta un estupefaciente y mantiene vetada su exportación.

La legislación boliviana admite un máximo de 12.000 hectáreas de hojas de coca en el país para sus usos lícitos, pero el Ejecutivo discute un proyecto de ley en consulta con los sectores campesinos que podría subir ese límite legal hasta las 20.000 hectáreas.

Esto pese a que un estudio integral elaborado por estadísticos del Gobierno y con apoyo financiero de la Unión Europea (UE) señaló en 2013 que se necesitan 14.705 hectáreas para usos legales de la planta.

Los cocaleros aducen que la superficie debe aumentarse para ejecutar nuevos proyectos para su industrialización legal.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario