Cartes señala que obras de infraestructura son la base del desarrollo económico

Este sábado se cumplen dos años de gestión del gobierno del presidente, Horacio Cartes, con ese motivo emitió un mensaje, para todos los ciudadanos.

El presidente de la República, Horacio Cartes, destacó la lucha contra la pobreza que realiza su gobierno a dos años que asumió el mandato, calificándolo como “prioridad” y “causa nacional”, en un mensaje emitido este viernes. Asimismo, considera como “clave” obras de infraestructura para el desarrollo económico.

“Un desarrollo económico que no tiene en cuenta a los más débiles y desprotegidos no es verdadero desarrollo”, señaló Cartes en parte de su mensaje.

El presidente indicó que con obras de infraestructura, se conseguirá un desarrollo económico.

“Son instrumentos que conducen al progreso, y durante su construcción generan más oportunidades y mano de obra directa”, afirmó.

Mensaje

Queridos compatriotas,

En estos dos años de gestión, he podido recorrer el país, ver de cerca las necesidades de la gente y escuchar sus inquietudes. Un compatriota originario me dijo “la pobreza no es lo que más duele… lo que más nos duele es la discriminación”.

Estas historias son la energía que me motivan a trabajar con más fuerza, sin importar las adversidades, y hoy más que nunca, reafirmo mi obligación de cumplir con mi compromiso de construir un país más justo para todos.

Por eso, trabajamos para que las instituciones públicas funcionen para la gente, para que los servicios básicos de calidad lleguen a todas las familias paraguayas, con salud, educación, una casa digna, rutas en buen estado y seguridad.

Estamos transformando totalmente el sistema de gestión pública, y lo hacemos de forma duradera y resistente a los cambios.

Nuestro gobierno se caracteriza por elegir a los mejores hombres y mujeres para dirigir el futuro del país.  Con un equipo serio y profesional, con planes responsables, y sobre todo, una gestión transparente, en donde la prioridad es el bienestar de la gente.

El primer objetivo de nuestro gobierno es la reducción de la pobreza.  Por eso nos enfocamos en generar más oportunidades para los paraguayos a través del desarrollo económico y social sustentable.

Las obras de infraestructura son clave para este desarrollo económico, porque son instrumentos que conducen al progreso, y durante su construcción generan más oportunidades y mano de obra directa.

Debido al atraso de infraestructura que acumulamos por tantos años, debemos ejecutar urgentemente obras de gran envergadura.  por eso, es muy importante nuestro tercer gran desafío: insertar al paraguay en el mundo para atraer y conectar al capital privado con la infraestructura pública.

Porque si sumamos todos los proyectos que hoy necesita nuestro país, como rutas, puentes, hospitales, y escuelas, el costo de ponernos al día es de 21.000 millones de dólares.  Tomando en cuenta que el presupuesto general de la nación tiene solo 1.800 millones de dólares anuales para la inversión física, necesitaríamos casi 12 años para cumplir con todo lo que nuestro país necesita hoy… esto, sin contar que la población y las necesidades de infraestructura crecen todos los años.

Para ganar la confianza de inversionistas, y atraer el capital local y extranjero necesitamos tres factores claves:

  • Un ambiente macroeconómico solvente y estable.
  • Infraestructuras y servicios básicos que den sustento a las inversiones, y promuevan el desarrollo económico y social de la población en general.
  • Y primordialmente, ser previsibles, a través de la transparencia en la definición y el manejo de las políticas de estado, con una fuerte seguridad jurídica para la inversión privada.

En este último punto, está implícita la lucha contra la corrupción, el prebendarismo, y los chantajes políticos.  Una lucha que ya hemos iniciado, para poner al país y a la gente por encima de los intereses personales, por encima de la burocracia, y por encima de la política electoral.

Hemos sido exitosos en lograr la confianza del capital privado extranjero, y eso lo vemos en las calles, con las grandes inversiones inmobiliarias, y en los más de 60.000 nuevos empleos generados en el último año.

Lo escuchamos del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, quien felicitó al Paraguay por la reducción de la pobreza, manifestando su complacencia por ver que más paraguayos disfrutan ahora de mejor acceso a la educación, a la asistencia sanitaria, y al agua potable.

Además de las palabras de reconocimiento y aliento de otros ilustres visitantes, las dos calificadoras de riesgo más prestigiosas: Standard & Poors y Moody´s, en menos de un año, subieron nuestra calificación de riesgo dos veces, y nos ubicaron a solo un paso del grado de inversión.

También en el índice de progreso social, Paraguay avanzó 16 posiciones, y nuestro país recibió un reconocimiento y felicitaciones expresas del consagrado profesor de Harvard, Michael Porter.

Necesitamos fortalecer los instrumentos que conectan el capital privado con los proyectos de infraestructura pública, para poder desarrollar al país.  Y hacer realidad proyectos como la duplicación de las rutas 2 y7; y las rutas 1 y 3; así como el nuevo aeropuerto, la hidrovía, y el tren de cercanía.

Sabemos que la salida definitiva de la pobreza solo se logra con la inserción productiva de las personas en la sociedad, pero al mismo tiempo, entendemos que estos son proyectos que toman más tiempo, y la urgencia de la pobreza extrema no puede esperar.

Por eso, también estamos potenciando los programas de asistencia directa, en todos los frentes: viviendas, asistencia técnica y recursos para la producción, subsidios de Tekoporá, asistencia a adultos mayores, entre otros.

La reducción de la pobreza, es nuestra prioridad y la causa nacional, porque un desarrollo económico que no tiene en cuenta a los más débiles y desprotegidos no es verdadero desarrollo.

Los programas que implementamos, como Sembrando Oportunidades y las diferentes instituciones, están trabajando con la visión de crear ecosistemas sustentables a través de la acción coordinada del estado, promoviendo el desarrollo de comunidades, basadas en principios de cooperación que permiten mitigar las desigualdades.

Esto, a su vez, genera economías de escala que permiten asegurar la provisión de servicios básicos como redes eléctricas, sistemas de agua, escuelas y caminos.

Con innovación y transformación en los modelos de trabajo, las instituciones ofrecen soluciones con mejorías exponenciales:

  • Como el Ministerio de Obras Públicas que está invirtiendo este año en obras de infraestructura un 300% más que el año pasado, con mejor calidad en las especificaciones técnicas de los caminos, y costos mucho más bajos, que permitieron un ahorro de más de 100 millones de dólares.
  • Ya están en servicio los nuevos ómnibus con aire acondicionado, y tendremos por lo menos 400 circulando en las calles para finales de este año. Y los buses chatarra, se están destruyendo, para que no pongan más en peligro a la población. nuestra meta es reemplazar por completo todas las unidades que circulan por las calles.
  • Indert recuperó tierras mal habidas y distribuyó 30% más que otros años sin gastar un solo guaraní en compra de tierras.
  • Los bienes de la patria se defienden más que los propios, la Procuraduría General de la Republica generó ahorros al estado por más de 500 millones de dólares.
  • La Industria Nacional del Cemento y Petropar, hoy promueven el crecimiento a través de industrias claves para el desarrollo económico. Petropar redujo significativamente el costo de sus fletes, en beneficio del país.
  • Tekopora aumentó 20% su base de beneficiarios, por primera vez subió el monto del subsidio e incorporó a pueblos originarios.
  • La asistencia a la tercera edad llegará ahora a más 160 mil beneficiaros. Esto es 77% más que en el 2013.
  • Contamos ahora con más y mejor equipamiento médico, como las 100 ambulancias adquiridas este año con el ahorro de gastos superfluos, que están mejor equipadas y de mejor calidad, a mitad de precio.
  • Y Senavitat está construyendo y va a entregar 7 veces más casas que el promedio de cualquier otra administración.

Si bien éstas son buenas noticias, todavía no es suficiente.

La gente no nos juzga por entregar 7 veces más casas, nos juzga por las necesidades y carencias que sufren.

Incrementamos el número de casas construidas por año de 1.800 a 12.000, pero todavía hay miles paraguayos sin casas dignas.  Debemos mejorar aún más nuestra gestión, porque nuestro compromiso y responsabilidad es con la gente y no con los indicadores de gestión.

Además, estamos trabajando en nuevos proyectos, fundamentales para el desarrollo futuro, y que están ahora en sus fases finales de planificación, como: el Tren Logístico, la Hidrovia, el Metrobus, el corredor Bi-Oceanico, y los Sistemas de agua, Saneamiento, y Tratamiento para los grandes centros urbanos.

Queridos compatriotas,

Somos conscientes de que aún hay mucho por hacer, pero nos alienta ver las primeras cosechas de nuestra siembra, para el bien de la gente.

El desafío que enfrentamos es monumental, pero los paraguayos hemos demostrado que no hay reto ni adversidad que no podamos superar juntos.

Como nos dijo el papa Francisco: “es admirable el tesón y el espíritu del pueblo paraguayo para rehacerse ante tanta adversidad y seguir esforzándose por construir una nación próspera y en paz”.

La visita de su Santidad es uno de los momentos más importantes y transcendentales para todo el país; nos renovó la fe, la esperanza y la convicción de trabajar unidos con perseverancia.

Por mi parte, les aseguro, que seguiré poniendo todos mis esfuerzos para ser herramienta útil para que nuestro país siga progresando, para que todos los paraguayos y paraguayas se desarrollen en un ambiente de oportunidades y bienestar.

Muchas gracias.

Ningún Comentario

Deja un comentario