Israel proyecta aportar su experiencia en tecnología agrícola y de regadío en Paraguay como un primer paso tras la reciente reapertura de su embajada en Asunción, que estuvo 13 años cerrada por motivos presupuestarios, dijo el embajador Peleg Pablo Lewi.


Riego por aspersión en el valle de Hula, Israel / FAO

El máximo responsable de la embajada, reabierta a finales de julio, dijo que ya están sobre la mesa proyectos piloto por parte de empresas privadas de Israel para posibilitar la plena utilización del agua en el área agrícola del territorio paraguayo.

“Paraguay tiene agua en algunas partes pero escasez en otras, donde está salinizada. En Israel la mayor parte del agua es reciclable o del mar y nuestra tecnología se puede aplicar en zonas de poca agua como la del Chaco”, dijo Lewi.

Agregó que su país está también interesado en potenciar con sus conocimientos y tecnología la industria láctea en Paraguay, donde no está lo suficientemente desarrollada respecto a su volumen de ganado.

“En Europa o en Israel una vaca rinde más que en Paraguay. Aquí la industria láctea solo se da en las colonias menonitas”, observó el embajador.

Lewi indicó que ambos países mantienen una óptima relación comercial a través de las exportaciones de carne de Paraguay, el sexto exportador mundial del sector, que provee el 40 % de la que se consume en Israel.

La relación también se ve beneficiada, según Lewi, por el acuerdo de libre comercio entre Israel y el Mercosur, que este semestre está presidido de forma temporal por Paraguay.

El país suramericano cerró 2014 con más de 14 millones de cabezas de ganado y habiendo recuperado ya sus principales destinos de exportación tras recobrar el estatus de país libre de la fiebre aftosa en noviembre de 2013.

EFE