Prosiguen testificales en juicio para acusadas de ser miembros del EPP

Este martes prosiguió con la etapa de testificales el juicio oral y público para Rumilda Estela Giménez y Juana Bernal Maíz, acusadas por integrar supuestamente el grupo logístico del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Entre los que brindaron testimonio en la fecha de hoy se encuentran el comisario Humberto López, peritos y un chofer, quien había trasportado al ganadero Luis Linsdtron, desde el momento de su liberación hasta una clínica situada en el barrio San Antonio de la ciudad de Horqueta. Según la declaración de éste último, Linsdtron le manifestó que fue liberado aproximadamente a las 03:00, tras ser trasportado por sus captores a bordo de una motocicleta, y que caminó casi 2 horas, además de pedirle prestado su aparato celular para comunicarse con uno de sus peones, a fin de dar a conocer sobre su liberación.

 

En tanto el experto Alfredo Zarate del Ministerio Público, recalcó que las antenas de comunicación señalaban de la señal en las zonas de Arroyito, Horqueta y en Paso Barreto, con mayor énfasis hacia Horqueta, donde hubo mayor enlace entre las personas que realizaban las comunicaciones, direccionándolas hacia un campamento que posteriormente fue hallado. Ese lugar habría sido la casa de Alejandro Ramos, de donde se extrajeron las tarjetas de recargas que habían sido utilizadas por las dos acusadas.

 

Por su parte, el perito de la defensa Jaime Amador, no pudo explicar el sistema utilizado para la extracción de informaciones ubicaba a sus defendidas en la zona.

 

El Comisario Humberto López, quien se desempeña como jefe de Inteligencia del departamento de Antisecuestro, manifestó que Osvaldo Villalba y Manuel Cristaldo Mieres fueron identificados como presuntos captores y miembros del grupo criminal. Asimismo, señaló que las acusadas pertenecen a la logística del referido grupo subversivo a raíz de las innumerables pruebas y evidencias colectadas durante las pesquisas de este caso. Durante su declaración, puntualizó que el EPP contaba con el apoyo logístico de las hoy procesadas. Dijo que la logística es la mayor fuerza que tiene el EPP y que sin ella no podrían operar.

 

Las acusadas fueron procesadas por la comisión de los hechos punibles de privación ilegítima de libertad y asociación criminal, por el secuestro de Luis Lindstron, ocurrido en el 2008 en la estancia Viudita Cué, de la localidad de Kurusú de Hierro del primer departamento del país.

 

En esta audiencia, representaron al Ministerio Público los agentes fiscales especializados en delitos contra la Libertad de las Personas, Sandra Quiñónez y Federico Delfino. El Tribunal de Sentencia está integrado por los magistrados Teresita Fleitas, Richard Alarcón y Oscar Cantero.

 

MP

Ningún Comentario

Deja un comentario