Emisiones de gases energéticos se cuadruplican en Brasil

Las emisiones de dióxido de carbono del sector de la energía en Brasil se cuadruplicaron entre 1970 y 2013, cuando representaron el 29 % del total de este gas contaminante lanzado por el país, según un estudio divulgado hoy por la red de organizaciones no gubernamentales Observatorio del Clima.

Las emisiones de dióxido de carbono del sector de energía, que incluye el consumo de combustibles y electricidad, saltaron de 114,2 millones de toneladas en 1970 hasta 449,3 millones de toneladas en 2013, según el informe del Observatorio del Clima, una red que reúne a 37 organizaciones sociales y ecologistas interesadas en promover discusiones sobre los cambios climáticos.

Ese aumento convirtió a este sector en uno de los mayores responsables de la emisión en Brasil del principal gas causante del efecto invernadero y el calentamiento global.

La energía está alcanzando cada vez más el mismo peso que tienen los llamados cambios en el uso del suelo, que incluyen la deforestación y el crecimiento urbano, como principal responsable de las emisiones brasileñas de gases contaminantes.

La participación de la deforestación en las emisiones brasileñas cayó desde el 70 % en 1990, fecha a partir de la cual se tienen datos sobre este fenómeno en el país, hasta el 35 % en 2013, según el estudio.

De acuerdo con el informe, incluyendo todos los gases causantes del efecto invernadero, el sector energético brasileño lanzó a la atmósfera entre 1990 y 2013 cerca de 7.200 millones de toneladas de carbono equivalentes, lo que representa cerca del 15 % del total nacional.

“Es un porcentaje relativamente bajo pero que viene creciendo de forma acelerada. Mientras que las emisiones del sector energético crecieron un 293 % entre 1970 y 2013, ese salto fue del 22,6 % tan solo entre 2010 y 2013”, según el estudio cedido a Efe por la Fundación Grupo Boticario de Protección a la Naturaleza, una de las organizaciones que forman parte del Observatorio del Clima.

En concepto de la red, ningún otro sector “tuvo un crecimiento tan acelerado y en niveles tan altos de emisión”.

Las proyecciones del Observatorio del Clima a partir del estudio indican que Brasil aún tiene condiciones de cumplir la meta de reducción de gases contaminantes a la que se comprometió ante la ONU pero que esa trayectoria será ascendente a partir de 2021.

 

Esa meta, establecida en 2009, impone reducir entre un 36,1 % y un 38,9 % las emisiones de gases contaminantes en 2020 en relación con los volúmenes de entonces.

Según el estudio, esa meta aún es posible gracias a la fuerte reducción de la deforestación en la Amazonía. “En caso de que la deforestación en la Amazonía se salga de control, ni la meta de 2009 será cumplida”, concluye el informe.

El aumento de las emisiones del sector energético obedece a “la caída de la participación del etanol en la matriz energética brasileña y al crecimiento del consumo de gasolina y diesel, así como a la mayor producción de energía en plantas térmicas”, explicó Carlos Rittl, secretario ejecutivo del Observatorio del Clima.

Según André Ferretti, gerente de estrategias de conservación de la Fundación Boticario y coordinador general del Observatorio del Clima, en 2013 crecieron significativamente las emisiones causadas por el consumo de combustibles no renovables, con amplio dominio del petróleo (72 % del total), el gas natural (15 %) y el carbón (6 %).

“Al mismo tiempo cayó la participación de las fuentes renovables en la matriz energética brasileña, desde un 50 % en 1990 hasta 41 % en 2013”, afirmó Ferretti al destacar que Brasil aún produce gran parte de su energía a partir de hidroeléctricas y de etanol.

El estudio fue realizado a partir de los datos del Sistema de Estimativa de las Emisiones de Gases del Efecto Invernadero, una plataforma creada por el Observatorio del Clima y que es alimentada con informes analíticos sobre las emisiones de los cinco sectores que más lanzan gases (agropecuaria, energía, industria, cambios en el uso de la tierra y tratamiento de residuos).

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario