Barcelona-Sevilla, por el primer título de la temporada

El Barcelona y el Sevilla se disputan hoy en el estadio del Dinamo Tiflis la Supercopa de Europa, partido al que ambos equipos llegan con importantes bajas.

El brasileño Neymar es la principal ausencia en las filas barcelonistas, ya que unas inoportunas paperas le han dejado fuera del partido, a lo que se suma la lesión sufrida por el lateral izquierdo Jordi Alba.

Con todo, el técnico azulgrana, Luis Enrique, no quiere lamentarse, más aún cuando el argentino Leo Messi ha venido en magnífica forma física de sus vacaciones.

Según todos los pronósticos, el internacional español Pedro será el elegido para acompañar a Messi y al uruguayo Luis Suárez en la punta del ataque.

De un día para otro, el jugador canario se ha convertido en imprescindible para su equipo, cuando hace poco tenía pie y medio fuera del Camp Nou con destino al Manchester United.

En cuanto al puesto dejado vacante por Alba, todo apunta a que el brasileño Adriano, jugador procedente precisamente del Sevilla, acabe saliendo de inicio por la izquierda.

El técnico sevillista, Unai Emery, también afronta no pocos problemas para formar una zaga de garantías para hacer frente a las embestidas de Messi.

La gastroenteritis ha causado estragos entre la legión francesa del equipo andaluz -Kolodziejczak y N’Zonzi se han quedado fuera de la convocatoria-, aunque el central Rami entrenó ayer por la tarde en el estadio del Dinamo.

Emery dijo que esperará hasta el último momento para tomar una decisión, aunque pocos esperan que el francés se recupere a tiempo, por lo que el todoterreno Coke tendrá que cubrir esa posición.

Aunque el técnico vasco tiene un récord negativo ante el Barcelona -13 derrotas y 6 empates- y otorga al equipo rival el cartel de favorito, los futbolistas del campeón de la Liga Europa aseguran que los catalanes no son invencibles.

Apelan a la experiencia ganada en la Supercopa disputada el pasado año en Cardiff (Gales) ante el Real Madrid (2-0) y en las dos finales consecutivas de la Liga Europa.

El partido contará con dos invitados de excepción, el presidente de la UEFA, Michel Platini, y el seleccionador español, Vicente del Bosque.

El estadio del Dinamo Tiflis tiene capacidad para casi 55.000 espectadores y, según los organizadores, se espera un lleno hasta la bandera, aunque en la reventa aún se pueden conseguir entradas a unos 150 dólares, una fortuna para este país del Cáucaso.

Infografía EFE

Click para agrandar / Infografía EFE

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario