Inventan en Japón unas gafas que impiden el reconocimiento facial en fotos

Investigadores japoneses han desarrollado unas gafas que mediante el uso de luces LED infrarrojas son capaces de bloquear las funciones de reconocimiento facial empleadas por cámaras digitales y programas informáticos.

Inventan en Japón unas gafas que impiden el reconocimiento facial en fotos


Las gafas “PrivacyVisor”, creadas por el Instituto Nacional de Informática de Japón (NII), “anulan la detección facial, que es uno de los procesos del reconocimiento facial, independientemente del medio con el que se recoja la información”, explicó hoy a Efe el profesor Isao Echizen, responsable del desarrollo.

Para lograrlo, en el dispositivo se han instalado 11 luces LED con longitudes de onda cercanas a la luz infrarroja en las zonas de alrededor de los ojos, que los usuarios pueden encender cuando no quieren que sus rostros sean detectados.

Las luces con un espectro cercano a la luz infrarroja no son perceptibles para la visión humana, por lo que las LED son invisibles para una persona que esté situada frente al usuario.

Sin embargo, puesto que las cámaras convencionales sí detectan ese rango de luz, las LED se reflejarán en la fotografía como ruido creando unas diferencias de luminosidad en torno a los ojos que hará que el reconocimiento facial falle, explicó Echizen.

Actualmente, las cámaras cuentan con funciones que permiten incluir en los datos de las fotografías informaciones como la fecha y la ubicación en la que fue tomada.

“Si una persona puede ser identificada no será difícil encontrar otra información relacionada a través de internet, lo que supone una vulneración de la privacidad”, opinó el investigador.

El NII tiene previsto empezar a comercializar las “PrivacyVisor” en junio de 2016, y estima que su precio superará los 30.000 yenes (unos 220 euros/240 dólares).

Para lograrlo, el instituto nipón y la localidad de Sabae (prefectura de Fukui, oeste) -principal núcleo de producción de monturas de gafas de Japón-, ha lanzado una campaña de financiación colectiva (crowdfunding) en la que ya llevan recaudados el 60 por ciento de los dos millones de yenes (unos 14.700 euros) requeridos.

Aunque actualmente el prototipo existente está hecho de resina, la versión comercial utilizará una montura de titanio y contará con un diseño más “moderno”, indicó Echizen. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario