Abe pide perdón por los fondos perdidos en el proyecto de estadio olímpico

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, pidió hoy disculpas por la decisión del Gobierno de desechar el proyecto original del nuevo estadio olímpico de Tokio, que costará a las arcas públicas casi 45 millones de euros que son irrecuperables.

Abe pide perdón por los fondos perdidos en el proyecto de estadio olímpico

“Siento mucho que se haya desembolsado esa cantidad tan valiosa de dinero público”, dijo Abe durante su intervención ante la (Dieta) Parlamento nipón, recogida por la agencia Kyodo.

El pasado 17 de julio, el Gobierno decidió retomar desde cero el proyecto del nuevo estadio olímpico, sede central de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tras un aluvión de críticas debido a su magnitud y coste excesivo.

Esta medida conllevará un coste para las arcas públicas de 6.000 millones de yenes (44,3 millones de euros/48 millones de dólares), ya que el Gobierno ha finalizado contratos por esta cuantía y no la podrá recuperar, según confirmó hoy Hakubun Shimomura, en la misma sesión parlamentaria.

De esa cantidad, 29 millones de dólares (unos 27 millones de euros ) se emplearon para pagar a la firma diseñadora del proyecto y 12 millones de dólares (unos 11 millones de euros) para pagar los honorarios de la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid.

Japón convocará un nuevo concurso internacional para escoger otro diseño cuya construcción comenzaría entre enero y febrero de 2016, y que según los cálculos del gobierno japonés estaría listo en la primavera de 2020, el año de la celebración de los Juegos Olímpicos.

Esto supondrá que el nuevo coliseo no podrá acoger la Copa del Mundo de Rugby de 2019, tal y como se esperaba.

La oposición reclamó hoy a Abe que cese al ministro de Deportes debido al escándalo del estadio, que ya causó la dimisión del director general de Deportes de Japón, Kimito Kubo, el pasado 28 de julio.

El proyecto de la famosa arquitecta recibió fuertes críticas tanto de los ciudadanos como de especialistas debido a su elevado coste y su diseño no adaptado al entorno urbano del recinto, que se construirá sobre el antiguo estadio de los JJOO de Tokio de 1964.

El malestar se incrementó después de que sus responsables confirmaran que el coste de estadio con capacidad para 80.000 personas ascendería a 252.000 millones de yenes (1.855 millones de euros/2.063 millones de dólares), el doble de los presupuestado originalmente. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario