Uruguay estudia sistema de entradas nominativo para mayor seguridad

La decisión se tomó en una reunión que mantuvieron ayer representantes de la AUF con autoridades del Ministerio del Interior y de la Secretaría Nacional del Deporte sobre el protocolo de seguridad exigido por el Gobierno para la próxima temporada, cuyo inicio está previsto para el 15 de agosto.

“Se va a estudiar la manera de poder expedir unas tarjetas que identifiquen a cada persona que quiera ir al fútbol, que tendrá que hacer uso de ella cada vez que quiera comprar entradas para ir a un partido”, explicó el presidente Comisión de Seguridad de la AUF, Nelson Telias.

El dirigente deportivo agregó que apenas se empezó a hablar de este proyecto, que tendrá que ser abordado con tiempo.

Según el diario uruguayo El País, también se manejan otras alternativas como hacer la compra personalizada de entradas a través de la empresa estatal de telecomunicaciones Antel.

La iniciativa responde a la idea del Ministerio del Interior de que las entradas a los estadios sean nominativas y de que aquella persona que quiera comprar un boleto deba mostrar su carné de identidad.

La AUF se había mostrado favorable a vender en las tribunas más peligrosas de los estadios entradas con fila y asiento determinado y que esas persona portaran su carné de identificación durante el evento.

Sin embargo, se mostraba contraria a que a la que hora de comprar un boleto el aficionado tuviese que mostrar su documentación porque haría más lento el trámite y se venderían menos entradas.

Telias calificó la reunión de ayer como “satisfactoria”, pues se llegó a un acuerdo con los representantes gubernamentales en cuanto al protocolo de seguridad que hace que no corra peligro la fecha de inicio del Torneo Apertura.

Uno de los puntos sobre los que se avanzó fue el la implantación de un sistema de identificación visual mediante cámaras en tres estadios de país, más uno móvil que se trasladaría allá donde fuese necesario.

Esta semana, uno de sus vicepresidentes de la AUF, Rafael Fernández, dijo a Efe que el Gobierno debería ayudar económicamente a implantar este sistema.

La medida tiene un coste que oscila entre los 5 y los 6 millones de dólares, según dijo Telias, precio que finalmente asumirá por completo la AUF, que ya licitó a varias empresas para prestar el servicio.

Un tema en el que el organismo que regula el fútbol no transigió fue en el deseo del Ministerio del Interior de que los partidos de riesgo se jueguen sin público visitante.

“No podemos jugar sin público visitante a no ser que haya algún equipo que sufra una sanción”, aseveró Telias.

Finalmente, las autoridades echaron en cara a la AUF no haber aportado la lista que les exigieron con los oficiales de seguridad que cada club debe designar y que han de ser aprobados por Interior.

“Nosotros tenemos la lista y sabemos quiénes son esas personas. Les hemos hecho un curso de capacitación”, dijo Telias al respecto.

Este asunto, así como otros detalles, acabarán de perfilarse en una próxima reunión que ambas partes mantendrán el próximo martes, anunció el dirigente de la asociación futbolística.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario