Las autoridades francesas desplegarán desde hoy aviones y barcos adicionales para intentar encontrar a lo largo de las costas de la isla de La Reunión más restos del avión desaparecido hace un año.


Mientras la búsqueda sigue, los familiares chinos del vuelo MH370 lloran delante de los medios de comunicación ante la Embajada de Malasia en Pekín (China). En la pancarta se puede leer "¡Mamá siempre te esperaré!, ¡nunca me rendiré!".

En concreto, una aeronave de tipo Caza sobrevolará la zona donde hace una semana se hallaron los primeros restos, que están siendo analizados en Francia, y se emplearán “patrullas a pie, misiones de búsqueda en helicóptero y brigadas náuticas”.

“El delegado del Gobierno francés en La Reunión coordinará las operaciones, en las que intervendrán efectivos de las fuerzas armadas de la zona sur del Océano Índico”, informó el Ejecutivo galo en un comunicado en el que precisó que Francia pondrá todo de su parte para “contribuir a esclarecer el drama”.

Las autoridades malasias dan por probado que el trozo de flaperón encontrado la semana pasada en esa isla ultraperiférica de Francia pertenece al vuelo MH370 de Malaysia Airlines desaparecido con 239 personas a bordo el 14 de marzo del año pasado 40 minutos después de despegar de Kuala Lumpur con destino a Pekín.

La fiscalía francesa, sin embargo, se ha mostrado más prudente al señalar que existe una “fuerte presunción” de que así sea, pero sin corroborarlo hasta que terminen los análisis complementarios del fuselaje recuperado.

EFE