Autoridades: 95% católicas, 100% corruptas

Presidenta de la Coordinadora de Abogados del Paraguay y abogada especialista en Derecho Constitucional y Laboral

Cuando el papa visitó Paraguay advertimos que en primera fila estaban los políticos y autoridades, como siempre, robando el protagonismo al pueblo, santiguándose al dos por tres, y codeándose con disimulo para ver quién podía dirigirle algunas palabras o pedir su bendición.

La historia de la humanidad habla de la compra de indulgencias y realmente algunos encuentros con Francisco emulaban una fila de “pecadores de profesión” intentando entrar al “negocio del cielo”, sin arrepentimientos, ni conductas renovadas. Pura hipocresía. En la misa se colocaron uno detrás de otro: fiscal general del estado, ministros, senadores, diputados, y el Presidente de la República.

Nos dieron un festín de contradicción pues, es penoso tener un país gobernado por autoridades que en un 95 % se confiesa católica y sin embargo de ellas casi el 100% respira, aspira y practica todos los días la corrupción como estilo de vida y de gestión institucional, ora por acción, ora por omisión. Entre los dogmas de la Iglesia católica se hace referencia al infierno, el cual según algunos expertos “…es una posibilidad debido a nuestra libertad. Dios nos hizo libres para amarlo o para rechazarlo. Si el cielo puede ser representado como un gran tamiz donde todos viven en plena comunión entre sí y con Dios, el infierno puede ser visto como soledad, división y ausencia del amor que genera y mantiene la vida”.

La ausencia de amor a la gestión pública como misión de aquel que ocupa un cargo de decisión dentro del gobierno (ejecutivo, legislativo y judicial) es la constante en nuestro país y objetivamente se refleja en cifras que ilustran desigualdades imperdonables, a saber: 1.300.000 pobres y pobres extremos, concentración de tierras y riquezas en un 5% de la población dejando al 95% restante luchar por un pedazo de pan y terreno, muertes de madres, hijos y trabajadores por falta de terapias y medicamentos en hospitales públicos, funcionarios estatales sin vocación nombrados como operadores políticos en un sistema de prebenda delictual, y la lista suma y sigue.

El compromiso se construye con hechos, no con discursos. La mayoría de los políticos y autoridades están literalmente reventando al Paraguay; la falta de proyectos, debates, y acciones nos obligarán, en algún momento, a salir a las calles y derrocar esta democracia de utilería, que sólo se canta en el Himno Nacional …. “ Ni opresores, ni siervos alientan, donde reina unión e igualdad” .

2 Comentarios

analia aquino

Paraguay el país mas catolico= paraguay el país mas corrupto

Pablo Mera

Por un lado la felicito a la Dra porque habilmente capto la atencion de mucha gente con su titulo y aclaro que comparto el espiritu del mismo , no obstante la asociacion de conceptos es incidentadora y no es correcta a mi entender. Es como decir ser negro es ser corrupto , porque Somalia es el pais mas corrupto del mundo ..o los de Cerro Porteño y Olimpia son 95% corruptos.

Deja un comentario