Passenger enamora con su música y su simpatía

El cantautor británico de folk-pop de referencia internacional Passenger -Mike Rosenberg- se ha estrenado en el escenario del festival de Cap Roig, noreste, desgranando algunos de los temas de su carrera musical.


El cantante, compositor y músico de 31 años nacido en Brighton, que ha rebosado simpatía a lo largo de la hora y cuarto de su actuación, ha escogido Fairytales and Firesides (Divers and Submarines 2010) para iniciar su actuación.

Rosenberg era desde 2007 el vocalista principal y compositor de Passenger, y cuando la banda se disolvió en 2009 optó por mantener el nombre para su trabajo en solitario.

Acompañado exclusivamente por su inconfundible y característica voz, melódica y potente, su guitarra y un micrófono, se ha metido al público en el bolsillo desde el primer instante.

De fondo, un telón emulando un paisaje que, gracias a la iluminación de diversos focos, cambiaba de color y a la vez se movía por el suave viento que esta noche, junto a una intensa niebla, ha visitado Cap Roig.

Un viento que movía la tela del gran mural y que ha hecho que, haciendo gala de su humor, el artista pidiera “un casco” para que no fuera su último concierto.

Una tras otra ha ido presentado extensamente sus canciones, el dónde, el cuándo y el por qué de cada una de ellas; así, en David, ha rememorado que se trataba de la triste historia de amor de un hombre con el que habló varias veces en un viaje a Glasgow cuando tocaba por las calles.

En Traveling alone ha juntado dos tristes historias de dos personas que conoció también en su época de músico ambulante, esta vez en las calles de Dinamarca.

El compositor británico, que ha interpretado canciones de varios de sus álbumes, ha pedido al público, que escuchaba en absoluto silencio sus baladas, que no fuera “tímido” y que le acompañaran en sus interpretaciones.

Éste le ha obedecido fielmente, de pie y siguiendo el ritmo con las manos, en temas como I hate, y ha expresado sonoramente su entusiasmo cuando el cantante ha interpretado versiones de Sound of Silence, de Simon and Garfunkel, o a Dancing in the dark, de The Boss.

No obstante, el colofón de la noche ha sido Let her go (2012), una canción que le ha llevado a estar en lo más alto de las listas de todo el mundo y que según él, “por accidente”, cambió su vida”, a pesar de no ser ningún PopStar, e hizo “realidad su sueño”.

Passenger ha mostrado un dominio absoluto de la guitarra, a la que ha acompañado en varias ocasiones con una percusión perfecta, marcando los tempos, a base de golpear con sus propios pies el escenario.

Las notas de Scare away in the dark han puesto fin momentáneamente a la actuación hasta que, a la altura del espectáculo ofrecido, las más de 2.100 personas que llenaban las gradas han tarareado la canción con los móviles en modo linterna.

El artista ha vuelto al escenario agradeciendo la entrega del público y ha puesto fin a su actuación con Holes, tema que sus fans han cantado con él.EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario