Cuyabia, la invasión de las topadoras

El martes 28 de julio, empleados de la firma alemana A. Brandenstein Agro Forest Investiment (BAFI) S.A, se hallaban realizando desmonte dentro del territorio de los Ayoreo Atetadiegosode, adquirido por el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) y actualmente en proceso de titulación en favor de la comunidad de Cuyabia donde viven unas 56 familias, según su líder Unine Cutamorajna.

El área violentada por las máquinas es parte de la mensura judicial patrocinada por el INDI sobre la cual pesan medidas de no innovar. Desde el  2010 se deforestaron alrededor de cinco mil hectáreas del patrimonio Ayoreo.

Nicolás Etacore, otro de los líderes de la comunidad, explica que ya  pidieron a los estancieros vecinos aguardar la definición de la mensura antes de seguir con los desmontes.

“Es muy triste para nosotros ver que nuestro monte se esté echando, porque de ella vivimos, es nuestra casa, y en ella viven aun familias en aislamiento” se lamenta el joven líder Ayoreo.

“Exigimos que nos respeten, que respeten nuestro territorios, este es patrimonio Ayoreo, aquí vivian nuestros abuelos, abuelas y aquí viven nuestros hermanos, hijos”  agregó Unine.

A poco más de dos kilómetros de la comunidad, existe registro de la presencia de grupos aislados, los cuales guardan una profunda relación con el bosque, sus recursos vitales y sus lugares de referencia históricos y sagrados, en pocas palabras; su territorio ancestral.

“Aquí hemos encontrado huella de grupo Ayoreo aislado, dejaron una señal de que aquí cerca hay fuente de agua”, ilustra Unine Cutamorajna, mostrando con el pie izquierdo la marca.

Ahora no sabemos si están cerca o si tuvieron que migrar hacia el Cerro León porque no han dejado más huellas desde la gran invasión de las topadoras de las empresas ganadera que continúan desforestando” se lamenta el Ayoreo.

Para frenar el desmonte, los Ayoreos tuvieron que llevar la topadora a la comunidad, soportando todo tipo de atropellos por parte de efectivos militares y policías perteneciente al cuartel y la comisaria de Mariscal Estigarribia, quienes de forma poco amistosas interrumpieron en la comunidad exigiendo se devolviera la maquina que ya echo miles de hectáreas de monte en territorio nativo.

Por su parte, los Ayoreos exigieron la presencia del Ministerio Publico, Autoridades del INDI a modo de buscar salida positiva al conflicto que mantiene en peligro la existencia de la comunidad de Cuyabia y a una gran cantidad de animales silvestres que viven dentro del territorio que abarca unas 25 mil hectáreas.

Reclaman también de forma urgente que el Ministerio Público se constituya en el lugar para promover la acción penal pública en contra de la empresa ganadera responsable.

/Por Rufo Diana, enviado especial de Ñanduti a Boquerón

Ningún Comentario

Deja un comentario