Talibanes confirman la muerte del mulá Omar

Los talibanes confirmaron hoy la muerte de su máximo líder un día después de que el Gobierno afgano anunciara que había fallecido en Pakistán en 2013, un extremo que rechazó el grupo insurgente asegurando que nunca salió de su país en los últimos 14 años.

“El liderazgo del Emirato Islámico (como los talibanes denominan Afganistán) y la familia del mulá Omar anuncian que el fundador del Emirato Islámico y su líder Amir-ul Momineen (Príncipe de los Creyentes) ha muerto debido a una enfermedad”, indicó el grupo insurgente en un comunicado remitido por su portavoz Zabihullah Mujahid.

El grupo señaló en una nota firmada por líderes talibanes y la familia del mulá que “a pesar de la presión y de ser rastreado regularmente por Estados Unidos, estuvo viviendo en Afganistán y durante los últimos 14 años nunca salió de Afganistán, ni por un día, y nunca viajó a Pakistán ni otro país”.

“Estuvo manejando los asuntos del Emirato Islámico desde su residencia y hay suficientes pruebas de esto. Enfermó hace algún tiempo y su enfermedad se volvió grave en sus últimas dos semanas y finalmente murió”, indicaron, sin precisar a qué periodo de tiempo se referían.

En un mensaje en la red social Twitter enviado con posterioridad, la oficina política de los talibanes en Catar informó de que el deceso del mulá Omar ocurrió en el sur del país en la tarde del 23 de abril de 2013.

En el comunicado difundido en Kabul, los talibanes señalaron que “el mulá Omar era un líder honesto de la ‘umma’ (comunidad) islámica, que mantuvo erguida la bandera del Emirato Islámico en tiempos difíciles”.

Se indica también que los seguidores del mulá Omar rezarán durante los próximos tres días en mezquitas y lugares públicos en memoria de su líder.

Los talibanes recordaron a sus seguidores sus responsabilidades y les pidieron que confíen en que alcanzarán sus objetivos.

“En esta situación es nuestra responsabilidad defender su legado como lo hacíamos durante su vida. Él deja tras de sí unas instituciones fuertes, amigos honestos y una estructura organizativa, por lo que los muyahidines y musulmanes deben confiar en que cumpliremos con nuestras obligaciones y objetivos”, señala la nota.

Además, el hermano del líder talibán, el mulá Abdul Manan, y su hijo mayor, mulá Yaqoob, pidieron perdón en el comunicado a todos aquellos que han sufrido durante el Gobierno del mulá Omar y demandaron que le perdonen.

El presidente de Afganistán, Ashraf Gani, anunció ayer la muerte del mulá Omar en abril de 2013 en Pakistán, un deceso que según la agencia de inteligencia afgana se produjo en un hospital de Karachi (sur).

El mulá Omar creó el grupo talibán en 1994 en plena posguerra del conflicto afgano-soviético y gobernó Afganistán con mano de hierro entre 1996 y 2001, año en que la invasión estadounidense acabó con su régimen por dar cobijo a Osama Bin Laden, líder de la red Al Qaeda, que atentó contra las Torres Gemelas de Nueva York.

Desde entonces, había estado en paradero desconocido.

En el Emirato Islámico de Afganistán, el mulá Omar impuso una rígida interpretación de la sharía o ley islámica y trató de recrear el modo en que vivió el profeta Mahoma hace 1.400 años.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario