El rapero estadounidense fue detenido en Suecia bajo sospecha de consumo de drogas. En la comisaría, donde grabó un vídeo contando lo sucedido, fue sometido a pruebas e interrogatorios, aunque fue liberado poco después.


“La Policía detuvo a Snoop Dogg en un control y notó que estaba bajo la influencia de narcóticos”, dijo el portavoz de la policía, Daniel Nilssen.

El rapero, que viajaba en el asiento del copiloto, fue trasladado a la comisaría donde debió someterse a un análisis de orina. “El incidente duró pocos minutos. Una vez que se llevó a cabo la prueba de drogas lo dejamos ir”, agregó Nilssen. Cabe destacar que los resultados tardan varios días, por lo que todavía no se dieron a conocer.

Mientras Snoop esperaba sentado en la comisaría aprovechó para filmar un vídeo que luego publicó en Instagram para sus seguidores, donde aseguró que todo se trató de un “perfil racial” y que no pudieron encontrar drogas en su orina.

“Estoy en la estación de policía haciendo un reporte por un perfil racial. Se acercaron a mi auto y me arrastraron hasta la comisaría. Estoy en Suecia en este momento. Está todo bien igual. Perdón a la gente pero no voy a volver nunca más a este país, de verdad”, dijo el músico en el vídeo.