Eurotúnel: 37.000 inmigrantes interceptados

El grupo Eurotunnel, que gestiona la conexión ferroviaria bajo el canal de la Mancha entre Francia y Reino Unido, aseguró hoy que este año ha interceptado más de 37.000 inmigrantes cuando pretendían cruzar la frontera.

En un comunicado, la empresa pidió a las autoridades una “reacción apropiada” al incremento de la llegada de clandestinos a sus instalaciones, el mismo día en el que un inmigrante falleció en las mismas atropellado por un camión.

El grupo señaló que los clandestinos interceptados fueron entregados a las fuerzas del orden y que presentó “miles de denuncias” que “sistemáticamente fueron archivadas sin consecuencias por el fiscal del Tribunal de Bologne”.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazenneuve, había acusado a Eurotunnel de no hacer lo suficiente para garantizar la seguridad en sus instalaciones.

La empresa, “a quien corresponde la seguridad en el recinto y en el interior de las instalaciones, no ha hecho, según mi análisis, esfuerzos proporcionales al agravamiento de la situación”, escribió el ministro en una misiva enviada a Eurotunnel.

La concesionaria respondió que “más allá de sus obligaciones contractuales” ha incrementado las medidas de seguridad con una inversión de 160 millones de euros en la construcción de barreras, iluminaciones, cámaras de seguridad y vallado infrarrojo, además del incremento de personal de vigilancia.

Agregó que se han duplicado los guardianes, que actualmente son 200, incluidos equipos con perros adiestrados.

“Para suplir la falta de medios materiales de las fuerzas públicas presentes en Calais, Eurotunnel ha llegado incluso a proporcionar sus propios autobuses para transportar a los inmigrantes interceptados”, indicó.

El grupo señaló que viene alertando a las autoridades desde hace meses de “la explosión del número de inmigrantes” en Calais y de “las consecuencias, en ocasiones dramáticas, que puede tener”.

En el momento actual, Eurotunnel estimó que “la presión que se ejerce cada noche” en sus instalaciones “supera lo que una concesionaria puede, razonablemente, hacer”, por lo que solicitó una “reacción apropiada” de las autoridades.

El grupo pidió que se le permita efectuar “su actividad de transporte con total seguridad”.

La polémica entre Eurotunnel y Cazeneuve se produce el mismo día en el que se conoció la muerte de un inmigrante en las instalaciones de la concesionaria.

Miles de inmigrantes invadieron el lugar y un hombre de origen sudanés de entre 25 y 30 años murió tras ser atropellado por el camión en el que intentaba subir de forma clandestina.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario