Caso Curuguaty: temen una “sentencia cantada”

Los familiares de las víctimas de la masacre de Curuguaty temen que el tribunal que atiende la causa contra 12 de los 13 acusados de participar en la matanza dicte una “sentencia cantada”.

Martina Paredes, hermana de dos de los labriegos fallecidos, manifestó a Efe su temor a que el resultado del proceso esté decidido de antemano y sea una condena para los acusados.

“Nos daba miedo que esta sentencia estuviera ya cantada, que ya se supiera de inicio lo que iba a pasar con los compañeros acusados, y el juicio no sirviera. Y mientras, no sabemos quién mató a nuestra gente, ni uno solo está procesado”, dijo.

Paredes hizo estas declaraciones después de que el juez suspendiera hasta el próximo lunes el juicio contra doce de estos campesinos, iniciado ayer.

Paredes consideró “ridículo” que para el juez sea más importante “la prensa y la gente” que los afectados por la sentencia.

La campesina está apoyada por otros familiares de las víctimas y de los acusados que se han desplazado a Asunción desde el departamento de Canindeyú para seguir el proceso.

También los acompañan personalidades del mundo de la cultura en Paraguay, defensores de los derechos humanos y observadores internacionales que asisten al juicio.

“Queremos ser como ustedes, que también luchan por la justicia”, expresó Paredes a la argentina Nora Cortiñas, una de las fundadoras de las Madres de la Plaza de Mayo, que viajó a Paraguay para acompañar el proceso.

Perla Álvarez, activista campesina, presentadora de televisión y miembro de la Academia de la Lengua Guaraní, explicó a sus compañeros en esta reunión posterior al juicio que se debe “acompañar tanto el proceso judicial como la ocupación de las tierras de Marina Kue”.

“Pedimos que se investigue la muerte de los campesinos en Curuguaty, y las torturas que sufrieron muchos de nuestros compañeros. Y reclamamos la nulidad de este juicio”, aseguró.

Opinó además que “el caso de Curuguaty marca una tendencia” a nivel regional que apunta a una “mayor opresión y represión de los campesinos”.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario