Dan por termninado proceso de paz con guerrilla kurda

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha dado hoy por acabado el proceso de paz iniciado en 2013 con la guerrilla kurda y ha confiado en que la OTAN tome las decisiones apropiadas para apoyar a su país.

Erdogan acusó a la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) de haberse “aprovechado” del plan de paz y aseguró que su país seguirá atacando sus posiciones en el norte de Irak.

“No es posible mantener el proceso de paz con quienes amenazan la unidad nacional y la hermandad”, dijo en una rueda de prensa antes de iniciar un viaje oficial de dos días a China, donde se reunirá con el primer ministro, Xi Jinping.

El político conservador aseguró que Ankara continuará la campaña de ataques aéreos contra los refugios del PKK en el norte de Irak, iniciada el viernes pasado, un tema que será debatido hoy en la reunión extraordinaria que la OTAN celebra a instancias de Turquía.

Sin dar detalles, Erdogan confió en que la Alianza, de la que Turquía es miembro, dará los pasos apropiados y estará lista para respaldar a sus socios en su derecho a defenderse.

También prometió “no dar ningún paso atrás” en la lucha contra el terrorismo y los actos violentos en Turquía y aseguró que “cualquiera enmascarado que lleve armas o un cóctel molotov tendrá que responder primero ante las fuerzas de seguridad y después ante la justicia”.

“La República de Turquía tiene derecho a pedir cuentas por la sangre de nuestros mártires a todos los así llamados políticos, los así llamados intelectuales, las así llamadas asociaciones de la sociedad civil”, amenazó el presidente.

Erdogan defendió la “sinceridad” del Gobierno que entonces él encabezaba cuando comenzó los contactos con la guerrilla kurda para intentar acabar con un conflicto que desde 1985 ha causado unos 40.000 muertos.

La conversaciones entre el Estado y la guerrilla llevaron al anuncio en 2013 de una tregua por parte del PKK, que incluso retiró a buena parte de sus tropas de suelo turco.

El frágil alto el fuego ha estado marcado por choques esporádicos, sin comparación con la guerra abierta de los años anteriores, y la acusación por parte de la comunidad kurda de que Ankara no cumplía sus promesas de dar más derechos para los 12 millones de kurdos de Turquía.

En las elecciones del pasado junio, el partido pro kurdo HDP logró un resultado histórico que le permitió entrar por primera vez en el Parlamento, algo que impidió que el islamista AKP, fundado por Erdogan, renovará la mayoría absoluta con la que gobernaba desde 2002.

Sectores kurdos acusan al AKP y al Gobierno de buscar un recrudecimiento del conflicto kurdo para dañar electoralmente a ese partido de cara a una posible repetición de las elecciones en las que recuperar la mayoría.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario