Expertos estudiarán situación de pueblos indígenas en aislamiento

Paraguay acogerá a partir del martes un encuentro regional para la protección de los pueblos indígenas que viven en situación de aislamiento, evento en el que colabora la cooperación española y al que acudirán expertos de Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú, informaron hoy los organizadores.

El encuentro tiene como objeto analizar la situación de esas comunidades en los países consultados en la región por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

Se estudiarán además las directrices establecidas por la ONU en esa materia y las estrategias de acción regionales que puedan realizarse para mejorar las políticas públicas de protección de esos pueblos.

A la reunión, que se celebrará hasta el miércoles, irán expertos de países como Bolivia, Brasil, Ecuador, Colombia y Perú, así como representantes de organizaciones indígenas involucradas en la protección de los nativos en situación de aislamiento.

También está prevista la participación de Francisco Cali, presidente del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD).

Otro de los invitados es Laurence Klein, especialista del Programa en Participación Indígena y Afrodescendiente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

El encuentro es organizado por la Organización Payipie Ichadie Totobiegosode (OPIT), la asociación Gente, Ambiente y Territorio (GAT), la española IPES Elkartea y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

En Paraguay habitan los ayoreo totobiegosode, el último pueblo nativo en aislamiento en la zona.

Survival International, el movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas y tribales, remarcó en junio que “muchos ayoreo han sido forzados a salir de su tierra por ganaderos y sufren niveles desproporcionados de enfermedades como tuberculosis, diabetes y malnutrición después del primer contacto”.

Los totobiegosode son una de las 20 etnias indígenas que existen en Paraguay y un grupo de ellos, familiares de los que sí viven en contacto con la sociedad envolvente, permanece en aislamiento voluntario en los bosques de la región del Chaco que unen a Paraguay y Bolivia.

Estos últimos, según Survival están en riesgo de desaparecer a causa de la deforestación provocada por la actividad de empresas ganaderas en la zona.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario