Gobierno y FARC buscan agilizar proceso y restaurar confianza

El Gobierno de Colombia y las FARC retomaron hoy los diálogos de paz en La Habana con la intención de agilizar las negociaciones con una nueva metodología de trabajo más flexible que permita lograr avances y reavivar la confianza de los colombianos en el proceso, que ha atravesado momentos críticos.

Con ese fin, fuentes cercanas al proceso explicaron a Efe que se crearán varios grupos que trabajarán en paralelo a la mesa de negociación, que desde hace un año aborda el tema de la reparación de las víctimas.

La subcomisión técnica del fin del conflicto, conformada por militares que estudian posibilidades para un alto el fuego definitivo, trabajará a partir de ahora sin interrupción durante los ciclos de negociación, ya que hasta ahora solo lo hacía los tres últimos días.

El equipo gubernamental llegó a La Habana además con sus propuestas para la creación de otros dos grupos de trabajo adicionales: uno sobre garantías de seguridad, que encabezará el general Óscar Naranjo, miembro plenipotenciario de la delegación de paz, y otro que abordará temas de justicia que servirá de apoyo a la mesa de negociación.

Estos cambios buscan revitalizar las conversaciones e iniciar una nueva etapa después de que en las últimas semanas el proceso viviera momentos críticos por el recrudecimiento del conflicto armado en Colombia y la falta de avances en La Habana.

Las partes reanudan hoy las conversaciones en medio de una nueva tregua unilateral decretada por la guerrilla y que entró en vigor el pasado 20 de julio, una medida de desescalamiento del conflicto que busca dar renovadas esperanzas al proceso de paz.

En la apertura hoy del nuevo ciclo de conversaciones, el guerrillero Milton de Jesús Toncel Redondo, alias “Joaquín Gómez”, exigió al Gobierno “actuar en correspondencia” para alcanzar lo antes posible un alto el fuego bilateral y definitivo.

Los negociadores de las FARC también pidieron al Gobierno que se forme “antes de que culmine noviembre” la Comisión de la Verdad, a pesar de que las partes acordaron en junio que este órgano se crearía cuando se firme el acuerdo de paz.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) consideran que, para poder avanzar en el asunto de la reparación de la víctimas que discute la mesa de negociación, es necesario “tomar la verdad como base para la construcción de cualquier sistema de justicia”.

“Si la verdad pura y limpia es la mejor manera de persuadir, comencemos a conocerla desde ya, por boca de los actores del conflicto y de las víctimas, como un gesto enorme de desescalamiento. Y, claro está, deberán abrirse los archivos”, indicó la guerrilla en un texto leído por “Gómez”.

El pasado 4 de junio, las partes acordaron la creación de una Comisión de la Verdad, que se pondría en marcha cuando se firme la paz y concebida como un mecanismo independiente e imparcial de carácter extrajudicial.

Otra novedad de este ciclo es que se esperan cambios en la composición de 17 miembros de la delegación de paz de la guerrilla, aunque todavía no se han anunciado los nombres de los nuevos integrantes.

Fuentes de la delegación insurgente no confirmaron si las nuevas incorporaciones ya están en La Habana ni su identidad; pero sí aclararon que esta “rotación” no afecta a ningún miembro del Secretariado, máximo órgano de las FARC.

En esta nueva etapa de los diálogos de paz el tiempo es clave porque el proceso cuenta con cuatro meses, hasta el próximo noviembre, para producir avances concretos, plazo que se han dado las partes para evaluar resultados.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario