Irán no espera cambios en relación con EEUU más allá de acuerdo

El viceministro de Exteriores y alto negociador atómico iraní Abás Araqchí afirmó hoy que su país no espera cambios en la relación con los EEUU más allá del acuerdo nuclear y que Washington tampoco debería esperar nada parecido.

Araqchí se expresó así en una larga rueda de prensa en Teherán, la primera que ofreció en el país para explicar a los medios locales los detalles del denominado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés) alcanzado entre su país y las potencias del Grupo 5+1 para solucionar el contencioso causado por el programa nuclear iraní.

“No esperábamos nada de la otra parte, sólo solucionar el tema nuclear y llegar al acuerdo. Eso es solo gestionar uno de los temas entre Irán y EEUU y no quiere decir que se hayan normalizado los lazos entre los dos países. La política de la República Islámica de Irán seguirá conforme a la rutina del pasado”, afirmó el alto funcionario.

Sin embargo, Araqchí no descarto que si “las altas autoridades” del país lo deciden así, Irán pueda en el futuro entrar en negociaciones sobre temas específicos con EEUU, si bien esa es una “predicción que no se puede hacer en este momento”.

Araqchí recordó además que con este acuerdo el Gobierno de EEUU se ha comprometido a no aplicar las sanciones impuestas sobre Irán por el Congreso de su país, compromiso que también deberá seguir cualquier otra administración estadounidense mientras dure el pacto.

“En caso de que cualquier presidente (de EEUU) en el futuro no cumpla con esto, habrá violado el acuerdo y eso tendrá sus propias consecuencias”, añadió.

Araqchí insistió, al igual que hizo el líder supremo iraní Alí Jameneí en su primera aparición pública tras el anuncio del acuerdo, en que Irán continuará con su apoyo a sus “aliados” en la región que luchan contra “el sistema de dominación y la política hostil” de EEUU.

“Y si esta política se considera como un apoyo al terrorismo, es una falsa apreciación. Son acusaciones que se hacen a Irán como en el pasado, y para nosotros no son válidas”, añadió.

Araqchí destacó que durante las negociaciones del JCPOA, que ya fue adoptado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pero que aún debe ser revisado tanto por el Parlamento iraní como por el Congreso de EEUU, los delegados iraníes cumplieron con las “líneas rojas” trazadas por el líder supremo, lo que debería facilitar su aprobación por los legisladores iraníes.

Asimismo, también rechazó cualquier pretensión de EEUU para modificar ahora los plazos establecidos en el JCPOA que habilitan la posibilidad de volver a imponer sanciones económicas al país, una idea que desde Washington han transmitido pero que para Irán “no tienen ningún valor”.

“Es imposible semejante cosa, la resolución del Consejo de Seguridad que se emitió hace dos días estaba totalmente clara y la fecha de finalización de las revisiones esta determinada de manera concisa allí, no cabe ninguna ambigüedad”, resaltó.

El Consejo de Seguridad de la ONU ratificó el pasado domingo por unanimidad el texto del JCPOA, que autoriza el comienzo del levantamiento de gran parte de las sanciones impuestas a Teherán.

Según el texto, siete resoluciones de Naciones Unidas sobre Irán -y con ellas multitud de sanciones- dejarán de ser efectivas tan pronto como la Agencia Internacional de la Energía Atómica verifique que el país ha cumplido ciertas condiciones esenciales incluidas en el pacto.

Nada más producirse la resolución de la ONU, Irán envió un comunicado en el que se comprometió a cumplir con el acuerdo si todas las partes implicadas cumplen “de buena fe” con el mismo.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario