Inter se impone 2-1 ante Tigres de México en la ida de Libertadores

El Internacional brasileño, con diez minutos iniciales de un fútbol avasallador en los que anotó sus dos goles, triunfó anoche por 2-1 contra el Tigres en el primer encuentro de las semifinales de la Copa Libertadores, jugado en el estadio Beira-Río de Porto Alegre.

El triunfo fue empañado por el gol del defensor mexicano Hugo Ayala, que adquiere un valor agregado a la hora de dirimir empates por haber sido anotado en cancha.

No obstante, el Inter avanzará a su cuarta final de Libertadores si empata, al menos, en Monterrrey, el 22 de julio. Tigres se clasificará a su primera final con una victoria por 1-0 en casa.

Con actuaciones destacadas del creativo argentino Andrés D’Alessandro y del centrocampista brasileño Valdivia, autores de los goles, al Inter le bastaron esos diez minutos y administrar la ventaja el resto del partido.

Tigres reaccionó con el gol de Ayala a los 23 minutos, pero su expulsión, limitó a su equipo y lo obligó a aguantar la presión.

El club de Porto Alegre, dirigido desde el banco por Enrique Carrera debido a que el técnico uruguayo Javier Aguirre tuvo que cumplir una fecha de suspensión, comenzó el partido de forma avasalladora.

Al minuto 4, Nilmar aprovechó un error de Arévalo y el balón quedó en los pies de D’Alessandro, que, sin marcación, convirtió de zurda fuera del área.

Cinco minutos después otro error fue aprovechado por Valdivia con un remate que engañó a Guzmán tras tocar a un zaguero.

El Tigres sólo amenazó la portería del Internacional por primera vez a los 12 minutos con una jugada en que Damm quedó en fuera de lugar, pero a partir de ese momento consiguió recomponerse y pasó a crear varias oportunidades para descontar.

El club mexicano descontó a los 23 minutos. El brasileño Rafael Sobis levantó el balón a Ayala, que sin problema venció a Alisson.

Pese a los abucheos con que fue recibido, Sobis, que fue dos veces campeón de la Libertadores con el Internacional, comenzó a aparecer con peligro en el partido y a amenazar con un empate que en varios momentos silenció a los hinchas colorados.

Luego, comenzó a aparecer el atacante francés André-Pierre Gignac, segundo goleador de la Liga gala en la última temporada.

Gignac, con regates desconcertantes que dejaron plantados a varios jugadores del Internacional, llegó con peligro en varias oportunidades a la portería de Alisson y dejó claro que el club brasileño, tras su comienzo arrollador, había perdido el dominio.

Pero antes del descanso, el Inter sufrió otro susto en una jugada en la que Aquino quedó tendido en el área y reclamó un penal.

Los primeros minutos del segundo tiempo mostraron un partido más parejo, con jugadas de lado y lado y los mexicanos más cerca de empatar, pero esa igualdad terminó en el minuto 12 cuando Ayala fue expulsado por golpear al argentino Lisandro López.

La expulsión abrió más espacio para el Internacional atacar y obligó al técnico del club mexicano, el brasileño Ricardo Ferretti, a sacrificar a Damm para la entrada del zaguero Antonio Briseño.

Fuente: EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario