Huracán sacude partido de Alexis Tsipras a horas de votación

Con una tajante declaración partidaria, dimisiones y anuncios de votos negativos arreció, a horas de la sesión parlamentaria que deberá considerar la propuesta y decidir su aceptación o rechazo, el huracán político desatado en la coalición gobernante de Grecia por el acuerdo firmado con el Eurogrupo el 12 de julio pasado.

Huracán sacude partido de Alexis Tsipras a horas de votación

Una declaración, firmada por 109 de los 201 integrantes del comité central de Syriza debilitó a Alexis Tsipras en su intento de que el Parlamento apruebe el acuerdo alcanzado por Grecia con sus acreedores en la cumbre del Eurogrupo, al denunciarlo como un “golpe” y el “resultado de amenazas de estrangulación financiera”.

Para los disidentes, el acuerdo no es más que un nuevo rescate sometido a condiciones “humillantes”, informó el portal en inglés del diario ateniense Ekathimerini.

El arreglo es “destructivo para nuestro país y su pueblo”, agrega la declaración, que denuncia que “el 12 de julio hubo un golpe de estado en Bruselas” y que “el objetivo del liderazgo europeo era la aniquilación ejemplar de un pueblo que imaginó que se podía seguir un camino que superase el modelo neoliberal de ajuste extremo”.

“El golpe”, agregan los políticos (no todos integran el Parlamento, por lo cual el impacto no se traduce automáticamente en votos), “atenta directamente contra cualquier tipo de noción de democracia y soberanía popular.”

En paralelo, varios altos cargos del gobierno dimitieron en protesta por el acuerdo, 17 diputados de Syriza anunciaron que votarán en contra del acuerdo y 15 más reservaron su decisión final.

También dimitieron Nadia Valavani, viceministra de Finanzas, y el secretario general del ministerio de Economía Manos Manousakis.

Entre las voces críticas se encuentran la presidenta del parlamento Zoi Konstantopoulou (quien renunció a presidir la sesión de esta noche), el ministro de Reconstrucción Productiva, Planificación y Energía, Panagiotis Lafazanis, y el parlamentario y economista Kostas Lapavitsas.

Pero la huelga convocada por los estatales y empleados de farmacia para hoy tiene bajo seguimiento, y el transporte funciona con normalidad.

Los sindicatos convocantes de la huelga llamaron a una manifestación en la plaza Syntagma hoy, a la hora de la sesión plenaria que debatirá el acuerdo, informó la cadena Telesur.

Luego de que Tsipras llegara al poder en enero con la promesa de poner fin a cinco años de ajuste en Grecia, ahora se espera que la oposición de centroderecha y derecha respalde el acuerdo con la eurozona, y Tsipras apenas necesitará 45 de los 149 de los diputados de Syriza para convertir en ley el nuevo ajuste.

Sin embargo, si una eventual oposición masiva se convierte en un quiebre definitivo dentro de su bancada, esto significará que el primer ministro ha perdido su mayoría parlamentaria y, en consecuencia, su capacidad de seguir al frente del gobierno de Grecia.

Por eso, Tsipras utilizó la víspera de la votación en el Parlamento para convencer a su socios en Syriza y a la sociedad griega en general de que, pese a que se trata de “un mal acuerdo”, permitirá recibir dinero para “superar la crisis en 2020” y “volver a crecer” en 2022, una visión demasiado optimista según el último análisis publicado hoy por el FMI./Télam

Ningún Comentario

Deja un comentario