Policías fueron ejecutados

Según la autopsia realizada por el forense Pablo Lemir, el suboficial principal de Orden y Seguridad Adalberto Candia, y el suboficial primero Egidio Ramón Chávez murieron por un paro cardiorrespiratorio a causa de la destrucción de la masa encefálica producida por disparos en la cabeza. 

Chávez tiene sólo un impacto de bala con orificio de entrada en la región posterior de la cabeza, con orificio de salida en la región frontal. Por la posición en que se encontró el cuerpo y las municiones, el impacto recibido fue boca abajo y a corta distancia.

Candia presenta cuatro impactos de bala, dos en la región del tobillo lado derecho, otro en el muslo lado derecho y un tiro en la nuca, lado derecho, región frontal.

La muerte se habría producido entre las 18:30 y 19:30 del domingo 12.

El hallazgo de un campamento y un puesto de observación a pocos metros del lugar del crimen hacen presumir a las Fuerzas de Seguridad que se trataría del EPP.

El asesinato se produjo en una zona que se caracteriza por el cultivo y tráfico de marihuana y donde en marzo del presente año el narco mató a tres peones que realizaban tareas de desmonte en la Estancia Alegría (el gobierno también atribuyó este crimen al EPP)

El ministro de Vargas señaló que “no hay ni testigos ni panfletos” pero que por la forma en que se actuó las presunciones más fuertes llevan a pensar que “se trataría del EPP”.

Ningún Comentario

Deja un comentario