Vendedores se preguntan dónde están los “papa-turistas”

El escaso número de turistas que transita por Asunción desalienta a los vendedores de recuerdos relacionados con la visita papal, cuyos ingresos no han alcanzado las expectativas después de que se anunciara la llegada de miles de visitantes, en su mayoría argentinos, para ver a Francisco.

Vendedores se preguntan dónde están los “papa-turistas”

Según los datos oficiales, cerca de un millón y medio de argentinos viajarían a Paraguay coincidiendo con la visita del papa, quien hoy cumple su último día de estancia en Paraguay, donde llegó el viernes.

También se esperaba que entre 50.000 y 100.000 brasileños hicieran acto de presencia durante el largo fin de semana, lo que inducía a pensar en una suculenta entrada de dinero.

De hecho, la Secretaría Nacional de Turismo de Paraguay calculó que la visita papal dejaría en el país unos ingresos de unos 200 millones de dólares.

Pero esas cifras ya son consideradas exageradas por los vendedores y artesanos apostados en la calle Palma.

Es el caso de José Soto, un quiosquero que vende camisetas con la imagen y las frases de Francisco en esa popular calle, quien dijo a Efe que las ventas han sido muy inferiores a las esperadas.

“Nos dieron unas cifras fantásticas de llegada de turistas, pero no los estamos viendo. Además, muchas de las personas que llegaron desde Argentina o Brasil vinieron también a vender sus productos, pero en cambio hay pocos compradores”, lamentó.

Soto observó con preocupación que solo le queda hasta hoy para vender un centenar de camisetas con la estampa del pontífice, o de lo contrario perderá gran parte del dinero invertido en adquirir esta prendas.

Del mismo parecer se mostró Aureliano Fretes, un vendedor ambulante de merchandising papal que lleva desde el viernes en un lugar muy alejado del centro, en las cercanías del parque de Ñu Guasú, donde Francisco oficiará una misa multitudinaria este domingo.

Sin embargo, Fretes, que tiene extendidas en varias cuerdas sus banderas del Vaticano y sus camisetas del papa, no pierde la esperanza de salvar en ese día lo que no vendió durante el resto.

“Está por ver si el papa deja plata o se lleva plata. Hay que ver la cantidad de dinero que se ha invertido para preparar su visita. Ése ha sido el primer milagro del papa: arreglar la ciudad”, ironizó.

La escasa afluencia de turistas, en especial en el centro, fue reconocida a Efe por Lidia Cristaldo, informadora turística de la Municipalidad que tiene su puesto instalado en la céntrica Plaza Uruguaya.

Su teoría es que los visitantes extranjeros se decantaron por acudir a la ciudad de Caacupé, donde el papa ofició una misa el sábado, y participar hoy domingo en la misa de Ñu Guasú, los dos actos masivos del programa de Francisco.

“Estos puntos están alejados del centro, así que por esta zona no está transitando mucha gente”, explicó Cristaldo.

En cualquier caso, en el centro de Asunción tampoco se vio un aluvión de gente el viernes, cuando Francisco se dirigió en papa-móvil al palacio presidencial, en el centro histórico.

Los propios turistas se sorprendieron de que haya habido menos gente de la prevista, según contó a Efe Ana Aldana, que ha llegado desde Salta (norte de Argentina), una ciudad que, según recordó, ya fue visitada por Francisco cuando era arzobispo, y por el papa Juan Pablo II en 1986.

De la misma opinión fue Alleisa Riquelme, brasileña llegada en coche desde Campo Grande, en el estado de Matto Grosso do Sul, que esperaba “más extranjeros en las calles del centro”.

Junto a sus once compañeros de viaje, Riquelme está aprovechando para hacer turismo por el centro histórico de la ciudad, que le gustó mucho porque “todo tiene nombre de santos”, a diferencia de Brasil, donde aseguró que “no hay tanta religiosidad”.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario